Las ediciones impresas fueron un claro ejemplo de producto informativo que creaba hábito.

La empresa de soluciones para periódicos Twipe ha publicado una nueva entrega del estudio Reinventing Digital Solutions, en el que trata de desvelar las claves que van a ser determinantes para la industria de los medios. Esta última investigación trata de responder a la pregunta: ¿Cómo podemos crear productos informativos que los lectores los adopten como rutina diaria como lo hicieron las ediciones impresas?

Para responder a esta pregunta, han entrevistado a los principales editores de periódicos que trabajan en la formación de hábitos en Europa y los Estados Unidos, entre ellos The New York Times, The Wall Street Journal, The Telegraph y otros.  Luego, han analizado sus puntos de vista para destacar las mejores prácticas para formar hábitos con productos de noticias y han elaborado un canva (lienzo) de formación de hábitos para la industria de los medios de comunicación.

Según la investigación de Twipe, liderada por Mary-Katharine Phillips, Media Innovation Analyst de Twipe, hay varias claves que deben tenerse en cuenta.

  • Comprender los hábitos y adaptar las ofertas de productos a esos hábitos es ahora una prioridad clave en todos los líderes de medios de comunicación a los que han entrevistado.
  • La formación del hábito lleva tiempo: en promedio 66 días antes de que se arraigue un comportamiento automático en nuestro cerebro.
  • Los hábitos se pueden formar a través de bucles de hábitos cuidadosamente diseñados: un proceso iterativo que requiere disparadores, señales, acciones, inversión, ansia y recompensa variable

“Los hábitos son una gran parte de nuestras vidas: el 50% de nuestras acciones no son decisiones conscientes”, indica la investigación. Los hábitos “son la forma en que nuestro cerebro aumenta su eficiencia. Nuestro cerebro convierte las acciones y comportamientos diarios en hábitos, por lo que podemos hacerlos automáticamente y sin pensar demasiado, liberando así la capacidad intelectual para otros desafíos más importantes”.

Te puede interesar:   La importancia de formar a los nuevos trabajadores en los valores del medio de comunicación

Históricamente, las organizaciones periodísticas han liderado la comprensión y el diseño de un producto que crea hábito: todas las mañanas, con una taza de café, la gente comenzaba el día leyendo su periódico.

La edición impresa, un claro ejemplo de producto que creaba hábito

Los periódicos ofrecían “una combinación estimulante de noticias y entretenimiento que mantenían a las personas invirtiendo en ello 20-30 minutos de su valioso tiempo todos los días”.

La llegada de internet ha cambiado el juego, apunta el informe. “En una carrera por construir audiencias más grandes, los editores colocaron sus artículos online en un flujo interminable de noticias. Los lectores  pasaron a ser responsables de crear sus propio trayecto en busca de noticias, que a menudo dura solo unos minutos. Los periódicos tienen que volver a adoptar lo que los ha hecho exitosos durante más de 400 años: el poder habitual de sus productos”.

Según la investigación, la formación de hábitos crecerá en importancia a medida que aumente la lucha por los ingresos de los lectores. El desarrollo de productos basados en hábitos de los lectores “requerirá de un cambio organizacional, una comprensión más profunda de lectores y de una experimentación continua”, apunta la investigación.

Te puede interesar:   Los medios impresos tras el COVID-19: tendencias en Australia y Bélgica

Combinar previsibilidad con casualidad para crear hábito

La buena noticia es que los editores tienen este conocimiento en su ADN, indican. “Los periódicos han sido uno de los más interesantes productos de todos los tiempos, que impulsaron negocios exitosos y mantuvieron clientes satisfechos durante siglos. Respetan los principios de productos que crean hábito, como frecuencia fija o finitud, que son muy importantes para activar usuarios e inculcar rutinas. Combinan previsibilidad con la casualidad de descubrir artículos inesperados, lo que ofrece una recompensa variable que alimenta el ciclo del hábito. Estos son principios importantes para la formación de hábitos que debe incluirse en el diseño digital de los productos nuevos”

La investigación recuerda que los estudios en toda la industria “muestran que tres actividades de lectura por semana es el punto de inflexión donde el compromiso ocasional se convierte en un comportamiento predecible y habitual. Los medios de comunicación exitosos se centran en comprender los patrones y adaptar el contenido para incardinarse en la vida cotidiana de los lectores.

La investigación aporta también como novedad un canva de formación de hábitos para productos de medios de comunicación. “Esta herramienta ayudará a los editores a diseñar y adaptar sus productos digitales.

 

Más información: el lienzo de formación de hábitos puede descargarse desde la web de Twipe, así como el informe completo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here