Los medios de nicho, nativos o con edición impresa, pero sobre todo con una fuerte presencia online, han logrado hacerse un hueco no sólo entre las nuevas generaciones, sino también entre un importante grupo de profesionales, que han encontrado en estos medios una forma de cubrir la información sectorial más acorde con los tiempos actuales. Sin embargo, en parte, el boom que llegaron a vivir algunos de ellos que nacieron o crecieron en internet años atrás, y sus altas valoraciones, se han ido desinflando.

Tal como señalaba recientemente el New York Times, “The Washington Post, The New York Times y The Wall Street Journal han prosperado gracias al énfasis en el periodismo digital y una estrategia de cobrar a los lectores por el acceso en línea. Varios periodistas web líderes se han decantado por estas instituciones centenarias, mientras que por otro lado, los inversores están exigiendo rendimientos del dinero que invirtieron en las empresas digitales cuando estaban de moda”.

Esa presión de los inversores está obligando a las empresas detrás de los nativos o medios de nicho fundamentalmente fuertes en internet a escuchar ofertas. 

Y dado que, para muchas editoras tradicionales de medios de comunicación, es complicado cambiar las culturas internas o poner en marcha nuevos medios para competir en algunos sectores con esos medios nativos o de nicho ya fuertemente establecidos, prefieren comprarlos. 

Te puede interesar:   La estrategia que ha permitido a Le Parisien duplicar sus ingresos por vídeo gracias a Facebook Watch

Tal como indicaba el citado artículo del New York Times, la complementariedad de los medios nativos o fundamentalmente fuertes en internet, con los legacy es alta, lo que anima estas operaciones: “La industria de los medios se ha dividido en dos. Por un lado, están The Post (3,2 millones de suscriptores de noticias impresas y digitales), The Journal (3,4 millones) y The Times (seis millones), grandes medios que dependen de su prestigio, amplitud y experiencia para atraer suscriptores. En el otro extremo están The Information, Insider, Axios y otros que brindan reportajes muy enfocados en temas de especial interés para audiencias más pequeñas, pero intensamente leales”. 

En ese contexto, las editoras que provienen de los medios impresos, se han lanzado a por nativos o medios de nicho fuertes en su versión online, para diversificar su cartera y su negocio.

El último movimiento en este sentido es el de Axel Springer, que podría hacerse con la titularidad de uno de los medios de nicho más prestigiosos que existen: Politico. Político no es un medio nativo digital, ya que distribuye una edición impresa, pero su fuerte realmente sí está en su vertiente online, que funciona como un nativo.

Te puede interesar:   La desinformación apenas pasa factura a las redes sociales: el porcentaje de personas que las usan para encontrar noticias cae un 5%

Cabe recordar que Axel Springer ya se hizo con dos nativos: Business Insider, y recientemente Morning Brew.

Según avanza The Wall Street Journal, Axel Springer SE está en conversaciones para comprar una participación de la editorial de Politico, que podría traducirse incluso en una compra total.

Socios en Europa desde 2014

La editora alemana ya se asoció con Politico en 2014 para lanzar la edición europea de Politico en una empresa conjunta 50/50.  Axel Springer, propietario de los periódicos alemanes Bild y Die Welt, ha aumentado su participación en los medios estadounidenses en los últimos años.

La compañía compró Business Insider en 2015 por unos 500 millones de dólares y recientemente compró Morning Brew. Morning Brew es una newsletter dirigida fundamentalmente a jóvenes empresarios, con información sobre mercado de valores, algunos breves informes sobre las noticias comerciales más importantes del día y una pequeña sección con contenido de estilo de vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here