Warren_Buffett, en una entrevista con Barak Obama. Autor: Pete Souza [Public domain]

Si en los últimos meses algunos inversores reconocían que la puesta en marcha de estrategias basadas en los ingresos por lector (suscripciones y muros de pago, etc.) y un modelo de negocio más definido, estaba haciendo que se volviera tímidamente a pensar en la industria de los medios para invertir, la decisión de Warren Buffett, uno de los mejores inversores de todos los tiempos, de deshacerse de todos los periódicos que tenía en propiedad, contradice esta tendencia.

Berkshire Hathaway, la empresa del Oráculo de Omaha, como es conocido Buffett, anunció el miércoles que vende todos sus periódicos a la editorial Lee Enterprises por 140 millones de dólares. Buffett se deshace así de 31 periódicos, incluyendo el Omaha World-Herald en Nebraska, el periódico de su ciudada natal, Tulsa World en Oklahoma y Buffalo News, que Berkshire poseía por separado del BH Media Group.

“No teníamos ningún interés en vender el grupo a nadie más por una simple razón: creemos que Lee está mejor posicionado para manejar los desafíos de la industria”, dijo Buffett en un comunicado de prensa. “Ninguna organización está más comprometida a cumplir el papel vital de las noticias locales de alta calidad como Lee”.

Te puede interesar:   Jordy Meléndez Yúdico: “Hay que tejer redes y alianzas porque los medios y los periodistas nos necesitamos más que nunca”

La venta se produce curiosamente en un momento en que la industria de los medios empieza a mejorar, y en países como Estados Unidos se están llevando a cabo importantes fusiones, que tienen que acometerse también obligatoriamente en España, ya que no hay mercado en estos momentos para tantos medios.

El Washington Post recordaba precisamente ayer que, en agosto, se llevó a cabo la fusión de las dos editoriales de periódicos más grandes del país, Gannett y GateHouse Media, y se ha creado un conglomerado mediático con un total combinado de casi 600 periódicos y semanales. Los ejecutivos de ambas compañías promocionaron el acuerdo como una oportunidad para recortar hasta 300 millones de dólares en costes anuales en dos años, informó The Washington Post, mientras “continúan invirtiendo en redacciones”.

Pese a ese repunte de la industria, Buffett no confía en que los periódicos realmente vayan a consolidarse. “Pasó de ser un monopolio a una franquicia, de ser competitivo a … tostadas”, dijo Buffett en una entrevista en 2017, y ha repetido hace unos meses. Predijo que grandes periódicos como el New York Times, el Wall Street Journal y el Washington Post podrían resistir la tormenta, pero que el resto, dijo, “va a desaparecer”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here