Inicio de la vacunación contra el coronavirus a mayores de 80 años en el hospital militar en Via Saint Bon (Milán, Italia)

El inicio de las vacunaciones contra la COVID ha originado ciertas dudas tanto sobre el proceso como sobre los efectos, que conviene abordar desde un punto de vista periodístico con la mayor claridad posible.

Si hace unos días era la OMS la que daba unos consejos para informar responsablemente sobre las vacunas contra la COVID, ahora la periodista y editora senior de salud en Harvard Kennedy School’s, Naseem S. Miller,  ha llevado a cabo una investigación para el Shorenstein Center on Media, de la propia universidad de Harvard, preguntando a periodistas y especialistas, para ayudar a que los medios traten de resolver las dudas sobre las vacunas de la forma más eficaz posible.

Los consejos, extractados, son estos:

 

1Descubra por qué alguien, o una parte de la comunidad, duda en vacunarse

“No asuma que una comunidad dudaría de las vacunas”, dice la Dra. Emily Harrison, becaria postdoctoral en la Escuela de Salud Pública e Historia de Harvard. “No entre en una historia asumiendo que sabe lo que la gente piensa acerca de la vacuna”. Es decir, hay que abordar la situación sin ideas preconcebidas de por qué unas personas no confían en las vacunas.

 

2Sea compasivo y responda las preguntas de su audiencia sobre las vacunas

“Es completamente comprensible que la gente tenga preguntas e inquietudes sobre la vacuna [COVID-19], especialmente para una vacuna que es nueva”, dice la periodista científica Melinda Wenner Moyer, quien ha escrito sobre las vacunas y las dudas sobre las vacunas para el New York Times. “Nosotros, como periodistas, debemos sentir empatía por eso y ser respetuosos”.

Deje que el público haga preguntas. Puede recopilar las preguntas, pero haciendo una llamada en sus canales de redes sociales o en el sitio web de su medio de comunicación. Pregúnteles a sus médicos o enfermeras locales qué preguntas han recibido de sus pacientes y aborde esas preguntas en sus noticias y reportajes

Te puede interesar:   ¿Cuánto dinero se puede ganar con una newsletter?

 

3No pase por alto los efectos secundarios de la vacuna. Aborde lo que aún se desconoce sobre las vacunas

“Debemos informar sobre [las vacunas] de manera precisa y honesta”, dice Maryn McKenna, periodista científica, autora y miembro principal del Centro para el Estudio de la Salud Humana de la Universidad de Emory. “Debemos informar sobre los efectos secundarios y reconocerlos y comunicarlos a las personas con precisión para que los informes de efectos secundarios no se salgan de su verdadera dimensión”.

Explique que los efectos secundarios de las vacunas COVID-19 para la gran mayoría de las personas son mínimos en comparación con enfermar gravemente y ser hospitalizados con COVID, dice la Dra. Cindy Prins, profesora asociada de epidemiología en la Universidad de Florida.

 

4Equilibre las voces que incluye en sus historias

La cobertura informativa sobre una vacuna permite al público evaluar cómo se sienten otras personas al respecto. Si entrevista sólo a personas que dicen que no se vacunan, inadvertidamente está haciendo parecer que la mayoría de las personas de un determinado grupo o comunidad dudan en vacunarse, aunque las encuestas muestran que ese no es el caso.

Alrededor del 51% de los estadounidenses que no han recibido la vacuna COVID-19 dicen que definitivamente planean vacunarse, mientras que un 26% adicional dice que probablemente lo harían, según un informe del 27 de enero de la Oficina del Censo de EE UU. Asegúrese de hablar con quienes se hayan vacunado o estén planeando vacunarse.

 

5Pase tiempo en comunidades donde la mayoría de los residentes son minorías raciales o étnicas para comprender por qué las tasas de vacunación tienden a ser más bajas

En el caso de EEUU, encuestas de opinión pública recientes muestran que los adultos afroamericanos e hispanos son más cautelosos con la vacuna que los blancos. La misma tendencia se aplica a los residentes rurales.

Te puede interesar:   Tres acciones del medio argentino La Voz para lograr equidad de voces en sus contenidos 

Investigadores y periodistas han examinado el vínculo entre el racismo sistémico y una relativa falta de confianza en la comunidad médica. En un artículo publicado en noviembre en Wired, por ejemplo, McKenna profundiza en la historia del racismo médico que ha provocado dudas sobre las vacunas entre algunas comunidades de color.

Pero la vacilación en las vacunas no es la única causa de las tasas de vacunación más bajas en algunas comunidades.

“Algunos podrían asumir que las tasas de vacunación más bajas se deben a que las personas no eligen vacunarse”, dice Harrison. “Pero tal vez se deba en parte a problemas de acceso. Tal vez sea producto del racismo estructural. Las estadísticas son una oportunidad para hacer preguntas”.

 

6Hable con investigadores y académicos que estudian las dudas sobre las vacunas

La periodista científica Tara Haelle, que ha escrito extensamente sobre la cobertura de las vacunas, presenta una lista de estudios revisados ​​por pares sobre la vacilación en las vacunas en una publicación de blog en el sitio web de la Asociación de Periodistas de Atención Médica.

Los periodistas deberían aprovechar los estudios científicos existentes para tener un mayor marco contextual. Es importante también comunicarse con los autores de los estudios para obtener comentarios y consejos.

“Y asegúrese de hablar con varias personas para obtener diferentes perspectivas y luego, potencialmente, buscar la perspectiva de consenso”, dice Prins.

Pida a los expertos que sugieran otras fuentes, incluidas aquellas que puedan tener una perspectiva diferente. Y vuelva a comprobar su trabajo.

 

Más información:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here