Webs oficiales de Real Madrid, Barcelona, Athletic Club, Valencia, RCD Español y Atlético de Madrid, los seis equipos con mejor clasificación histórica, según la RFEF

En los últimos años, el departamento de Comunicación de los clubes deportivos de élite en España ha experimentado una notable transformación, pasando de la intermediación entre las instituciones y los medios de comunicación a priorizar la creación de contenidos para comunicarse directamente con sus seguidores, llegando a convertirse en una competencia directa más para la prensa deportiva en España por captar el interés de la audiencia.

Hay ejemplos que van más allá, como el del FC Barcelona a través de ‘Barça Studios’, convertidos en proyectos audiovisuales propios que engloban la televisión oficial y las redes sociales con el objetivo de convertirse en una potente fuente de ingresos en un futuro próximo. Su principal misión: lograr la atención. Por eso es frecuente escuchar frases como que los clubes ya no compiten sólo entre ellos, también con plataformas de entretenimiento como Netflix.

Fernando Álvarez (Marca): «En el momento en el que un club difunde una entrevista con un jugador con el adjetivo ‘exclusiva’ lo hace porque se siente competencia de los medios de comunicación»

Con este nuevo contexto, a la prensa deportiva le han surgido nuevos competidores. «Creo que los clubes así los entienden desde que la tecnología (Internet) les ha permitido ‘competir’ en igualdad de condiciones. En el momento en el que un club difunde una entrevista con un jugador con el adjetivo ‘exclusiva’ lo hace porque se siente competencia de los medios de comunicación. Más allá de la paradoja de que un club utilice la terminología de los medios para dar valor a una entrevista con un protagonista al que no tienen acceso el resto de medios, sí que los percibo -desde mi lado- como competencia, o al menos ésa es su intención», afirma Fernando Álvarez, Delegado del diario MARCA y que maneja fundamentalmente las redes sociales de clubes como el Valencia CF, Levante UD, Villarreal CF, Valencia Basket, e instituciones como LaLiga, RFEF y Circuit Ricardo Tormo.

Ahora bien, eso no significa que no sigan siendo compatibles, de ahí la evolución que están afrontando. Sí hay tipologías de contenidos que anteriormente eran propios de la prensa deportiva, especialmente aquellos que contaban con la presencia de deportistas de los clubes para reportajes en escenarios diferentes a los propios de la actividad deportiva, que actualmente los producen y difunden los propios clubes a través de sus canales digitales.

Web oficial del Sevilla FC

En casos como éste, el aficionado acude directamente a informarse o entretenerse a las redes sociales de los clubes, así como ocurre con otros contenidos en los que el club tiene el control total de la información.

Por ejemplo, en el caso de los equipos de fútbol, cuando se anuncia la convocatoria para disputar un partido. Si el fan del equipo y el periodista conocen al mismo tiempo la información, ¿qué debe hacer el medio de comunicación para captar la atención del público si considera que también puede ser de interés para su audiencia? Ir más allá de replicar el contenido, aportar un análisis de interés y comunicar todo aquello que no le interese difundir a las instituciones deportivas porque no es de su interés, fundamentalmente asuntos críticos con su gestión.

Como indica Fernando Álvarez, «hay contenidos de los clubes que pueden tener valor periodístico. Un club puede hacer un seguimiento a la recuperación de la lesión de un futbolista durante semanas y, después, convertirlo el medio de comunicación en reportaje con declaraciones del protagonista y de otras fuentes (médico, familiares…) eso sería un contenido de alto valor periodístico -se ha hecho, se hace y se hará- y puede que sea la única forma de tener acceso a él».

Web oficial de la Real Sociedad

La prensa deportiva en España tiene actualmente más competencia con los canales digitales de los clubes, además de otros actores como los creadores de contenido a través de su marca personal, pero las audiencias siguen evidenciando que son necesarios. Marca, en 2021, fue el periódico más leído de España en su edición impresa con más de 820.000 lectores; el diario AS superó los 360.000 lectores en su versión en papel, ambos seguidos por Mundo Deportivo y Sport. En sus ediciones digitales, AS superó los 19 millones de usuarios en 2021, seguido del diario Marca con más de 18 millones en el mismo periodo. Son registros que reflejan el interés de una audiencia que acude también a las páginas web y/o redes sociales de los clubes deportivos, aunque conscientes que en ellos no encontrarán determinados contenidos de su interés.

«En general los usuarios de medios y redes ‘institucionales’ también quieren informarse a través de los medios. Primero, porque los clubes -cualquier institución pública o privada- difunden solo lo que les beneficia y tratan de ocultar lo que les perjudica. Para esta parte de la información que los clubes pretenden difuminar deben estar los medios. Un club de fútbol genera sentimiento de pertenencia con sus aficionados y es lógico que tengan cientos de miles o millones de seguidores que también quieran estar informados por otros canales», reflexiona Fernando Álvarez, antes de añadir que «los medios de comunicación cumplen diversas funciones -informar, entretener, interpretar y dar criterio en asuntos complejos- que las instituciones (clubes de fútbol) no asumen por ser parte interesada«.

Más competencia, nuevos actores, pero la realidad sigue reflejando que la prensa deportiva en España sigue siendo necesaria y es compatible con los canales digitales de los clubes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí