Ciudadanos en una plaza de Zurich. Foto Tomek Baginski en Unsplash

El parlamento suizo ha aprobado un plan extraordinario para ayudar a la prensa a salir adelante, adicional a otras ayudas anuales regladas, dadas las dificultades que está atravesando el sector, al entender que es un componente indispensable en las sociedades democráticas y que su función debe ser recompensada de manera extraordinaria en momento críticos como los que se están viviendo.

El plan, entre otras ayudas, concede 840 millones de francos suizos (770 millones de euros) durante siete años, a razón de 120 millones de francos suizos al año (110 millones de euros), pero que se suman a otras ayudas ya establecidas.

En Suiza, la opinión mayoritaria es que el Estado debe apoyar a los medios por la labor que desempeñan. Una encuesta representativa llevada a cabo por el instituto de investigación independiente GFS Bern el pasado otoño revelaba que la población ” tiene una actitud muy positiva hacia la financiación de los medios, pero incluyendo también los medios online”, y respetando la diversidad.

La aprobación, no obstante, no ha sido unánime ni ha estado exenta de polémica, precisamente porque desde algunas editoras se considera que premia a los grandes medios. Se aprobó con 114 votos a favor, 76 en contra y 6 abstenciones en el Consejo Nacional, y 28 a favor, 10 en contra y 6 abstenciones en el Consejo de Estados, y algunos pequeños y medianos editores y medios nativos online ya han anunciado que van a reclamar un referendum porque consideran que, con este plan extraordinario, se favorece de nuevo a los medios de siempre, a los que califica de “dependientes del  Estado”, y porque, además, se intervendría profundamente en el mercado de los medios de comunicación con las subvenciones anuales previstas y consolidaría los monopolios de las editoriales actuales”.

Te puede interesar:   El correo electrónico directo a los suscriptores en riesgo, clave para reducir la tasa de cancelación

“Los nuevos medios pequeños, los medios locales libres o los portales locales en línea -indican las editoras que han protestado- ya no podrían defenderse de los editores subvencionados. Eso conduciría a un empobrecimiento de los medios de comunicación aún mayor en Suiza de lo que ya es en la actualidad”, indican.

Por contra, tres asociaciones de editores relevantes como Swiss Media, Médias Suisses y Stampa Svizzera, han mostrado su satisfacción porque, al final, el paquete de medidas a favor de los medios de comunicación haya sido aprobado por el parlamento. Ahora, reclaman que la ejecución del plan sea inmediata. “La rápida implementación del paquete es de vital importancia para los medios de comunicación y debe ser abordada con prontitud por las autoridades responsables”.

La Verband Medien mit Zukunft (Asociación de Medios de Comunicación con Futuro) ha mostrado también su satisfacción por el plan extraordinario de medidas adoptadas por el Parlamento a favor de los medios de comunicación. “Las ayudas anuales, que se prolongarán siete años, nos dan tiempo para encontrar una solución sostenible. Esto debería comenzar pronto”.

Te puede interesar:   Un estudio con "eye tracking" revela que las personas aprenden menos de la exposición a las noticias en móviles que en ordenador

Colectivos ciudadanos apoyan las ayudas, pero a cambio de que se desmantelen los muros de pago

La aprobación de las ayudas extraordinarias también ha despertado algunas críticas en entidades y colectivos ciudadanos, que se muestran contrarios a que con dinero de los ciudadanos se financien medios a los que no se puede acceder porque están detrás de muros de pago. Algunas opiniones publicadas estos días en los medios suizos, iban precisamente en esa opinión.

“No entiendo -se quejaba un lector- que se aumenten los subsidios a los medios sin la condición de que se desmantelen las restricciones de acceso. El público paga cada vez más y cada vez tiene menos acceso a la información. Los medios son muy relevantes para la política democrática, pero sin acceso a toda la información y a las diversas opiniones sobre ella, los votantes no pueden tomar decisiones competentes. Cada vez más personas carecen de una suscripción. Es fundamental que la financiación de los medios esté vinculada al libre acceso a la información en el medio subvencionado”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here