El camino hacia el Netflix de los medios puede dar otro paso el 25 de marzo. Todo apunta a que el próximo lunes Apple anunciará en un evento en su sede de Cupertino importantes acuerdos para la expansión de su Apple News, uno de los objetivos con los que más ahínco está trabajando en los últimos meses, para convertirse en ese Netflix de la información al que muchas otras empresas aspiran.

Según publicaban ayer medios especializados en Apple, la empresa puede dar a conocer en ese acto algunas alianzas importantes, como la entrada del Wall Street Journal en este servicio, por el cual, por una cuota cercana a unos diez euros, se tendrá acceso, al menos esa es la intención, a centenares de medios de comunicación de todo el mundo (periódicos y revistas). Habrá un muro de pago metered, como el de muchos otros medios, que permitirá leer un corto número de noticias de todos los medios que se integren, y después será necesario abonarse.

En los últimos meses, Apple ha estrechado los contactos con los principales medios del mundo occidental para que entren en este servicio, cuyo despegue se espera que sea, al menos en las previsiones de Apple, definitivo en la segunda mitad de 2019, para ir contrarrestando el declive de los iPhone, cuyas ventas se han ido ralentizando.

Para convencer a los editores, el equipo directivo de Apple News recuerda que el servicio va preinstalado en los dispositivos iOs (iPhone, etc.), con lo que los medios tendrán, una vez entren en el servicio, un mercado potencial de millones de nuevos clientes, lo que disparará su audiencia e impacto. 

Te puede interesar:   Fox Sports se inspira en las redes sociales y en Tinder para diseñar su nueva app

Los cuatro puntos que no aceptan los editores

Pero lo que no convence a los editores, sobre todo, son las condiciones económicas para entrar a formar parte de Apple News. Medios de relevancia internacional como The New York Times o The Washington Post han decidido no entrar a formar parte del servicio.  The New York Times informaba estos días precisamente que Apple reclama el 50% de los ingresos que se obtengan por las suscripciones, un 20% más de lo que obtiene por los ingresos en las aplicaciones y suscripciones que se venden en la App Store.

Pero no es sólo ese 50% lo que está disuadiendo a los editores. Otros tres aspectos del acuerdo están lejos de ser asumidos por los medios. Si el económico es el principal motivo, el segundo de ellos es que Apple no cederá información de los suscriptores como tarjetas de crédito, direcciones de correo, etc., con lo que toda la base de conocimiento que debería ir a los medios, se la quedará Apple.

El tercer punto de fricción es que el acuerdo que propone Apple obliga a los editores a dar acceso ilimitado a todo el contenido, algo que puede provocar que se produzcan bajas entre sus suscriptores, al tener la posibilidad de acceder a muchas otras fuentes, además de la suya, a un precio asumible. Los editores entienden este servicio más como una parte de información generalista, para un tipo de lector que no lee el periódico por pertenencia a una comunidad o por un interés en un nicho, sino para tener una visión global, pero no un servicio en el que esté toda la información de cada medio cada día.

Te puede interesar:   Las noticias leídas por sus propios autores ganan peso en los grandes medios

Y el cuarto punto es en realidad un temor: los medios de comunicación van dejando atrás una época de pruebas en la que apostaron por distribuir buena parte de su contenido en plataformas ajenas, como Facebook, Google, etc., y han visto al final que la apuesta, en general, no ha tenido el retorno esperado, tanto en términos económicos, en donde han sido las plataformas las más beneficiadas en el reparto de la publicidad digital, como de dependencia, ya que al final los medios están a merced de los cambios de algoritmos que llevan a cabo estas plataformas, y tampoco se consigue dar a conocer directamente a los lectores, sobre todo los más jóvenes, sus marcas, porque la información que se distribuye en las plataformas pierde fuerza en cuanto a su procedencia, y todo queda bajo el paraguas de la red social o la plataforma en la que se lee. 

Más información:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here