Indonesia Leaks, una importante investigación que se publicó primero en formato digital. Imagen: captura de pantalla de Tempo.com

La Global Investigative Journalism Network (GIJN) organizó recientemente un taller para altos ejecutivos de los medios de comunicación en Bangladesh, con el apoyo de Google News Initiative, en el que se ofrecieron experiencias exitosas de medios del continente que están acometiendo la transformación digital. 

Los estudios de casos prácticos tienen muchas similitudes con lo que están viviendo los medios de cualquier otro país, y las lecciones, tal como aseguran desde la propia GIJN, se han revelado de interés para los medios de todo el mundo que están en proceso de  transición al mundo digital.

Estas son algunas de las claves que se dieron en el taller, en el que participaron Koreel Lahiri, director de programas para el sur de Asia en el Fondo de Inversión para el Desarrollo de MediosPremesh Chandran, director ejecutivo y cofundador de Malaysiakini, con sede en Malasia; y Wahyu Dhyatmika, editor en jefe de Tempo Magazine, que opera desde la capital de Indonesia, Yakarta.

1Primero: transformar la cultura

Dhyatmika, un periodista de investigación convertido en editor, lideró el cambio digital en Tempo, un importante grupo de medios en Indonesia y el primero en el país en introducir suscripciones digitales. A pesar de que se han ganado su reputación como una redacción de investigación centrada en la edición impresa, este año esperan obtener el 50% de sus ingresos totales de la parte digital.

“Fue muy, muy difícil pasar a lo digital”, dijo Dhyatmika. “Debido a la mentalidad y la cultura basadas en la impresión, cualquier cosa digital o en línea se consideraba de menor calidad; ni tan serio ni tan creíble como una publicación impresa “.

Cuando Tempo inició la transición, colocó cinco pantallas de televisión que mostraban análisis en vivo en la redacción para que el personal pudiera ver el desempeño de sus artículos en tiempo real.

Tempo identificó tres áreas clave para transformar la redacción:

  • cultura
  • estructura y flujo de trabajo
  • sistemas

Según Dhyatmika, la cultura de una redacción es lo que debe abordarse primero. “Si no tiene aceptación en la redacción y los editores y reporteros no creen en tu visión y en lo que se quiere lograr,  cualquier estructura nueva será inútil”, dijo.

Tempo contrató a un consultor profesional y lanzó una gran campaña dentro de la  redacción para asegurarse de que todos estuvieran a bordo. “Esto es importante porque algunos de los argumentos que se oponen a la transformación digital son [de] personas que te acusarán de cambiar el alma de los medios”, dijo Dhyatmika.

Te puede interesar:   El consumo de noticias en España cae un 26% tras la pandemia

 

2Cambiar la estructura gradualmente

De acuerdo con Lahiri, del MDIF, la mayoría de los que trabajan en los medios heredados consideran lo digital como su primo más joven porque actualmente no aporta más del 5% o 10% de ingresos; mientras tanto, las noticias más exclusivas se guardan para el producto estrella, ya sea un canal de televisión o impreso.

Para un flujo de trabajo digital, Lahiri dice que es clave que los líderes senior de la redacción adopten el cambio de mentalidad, con investigación, diseño, código, análisis, marketing, ventas y comunicaciones vistos como partes casi iguales al enfoque tradicional de la  redacción en la elaboración de informes o la edición. 

 

3Convertir audiencias en suscriptores

La clave para transformar las audiencias es convertir un lector en usuario y un usuario en suscriptor. Un proceso de noticias tradicional transmite información, pero es un sistema unidireccional. Sin embargo, lo digital requiere que los medios interactúen con la audiencia e inviten a participar en la conversación, relata Miraj Chowdhury, editor de GIJN en bengalí, en el resumen del evento.

Durante el taller, Lahiri comentó que eran muy importante preguntarse “¿a quién servimos?” y, lo más importante, “¿a quién no servimos?”.

“No tiene ningún valor producir todo para todos”, dijo Lahiri. “Incluso si los periodistas sienten pasión por audiencias particulares, deben preguntarse si esa audiencia es lo suficientemente numerosa como grupo, o lo suficientemente rica, para pagar una suscripción”.

 

4Diversificar las fuentes de ingresos

“Los hábitos de consumo digital han cambiado por completo y ahora, de repente, la suscripción y la membresía son algo que estamos viendo aparecer en más del 30% de los casos”, dijo Lahiri. Pero digitalizarse también significa diversificar las fuentes. 

“Esto va más allá de la publicidad y la suscripción o los eventos; esos son los tres más comunes en las empresas de medios, pero hay un mundo de oportunidades potenciales”, agregó.

Malaysiakini tiene ahora más de 25.000 suscriptores y cubre el 80% de sus gastos de redacción con los ingresos por suscripción. Se necesitaron 20 años para llegar a esta etapa. Cuando introdujeron por primera vez el muro de pago, solo había 1.000 suscriptores, una cifra frustrantemente baja para sus lectores. Y la mayoría de sus lectores no estaban contentos con la suscripción, ya que querían contenido gratis. Cambiar la mentalidad de los lectores fue una batalla para el equipo de gestión.

Te puede interesar:   The Washington Post incorpora a la web la tecnología de texto a voz neuronal de Amazon

Su audiencia en Malasia está dividida en partes iguales por lectores malayos, chinos e ingleses. Las estadísticas muestran que los lectores de chino e inglés tenían un nivel de ingresos más alto, por lo que comenzaron a cobrar por los sitios que publicaban en esos idiomas, mientras que el sitio malayo seguía siendo gratuito.

Al crear un muro de pago, Chandran sugirió tener en cuenta también la edad de los lectores. “Creo que para la generación 15 a 25, su objetivo probablemente sea ponerlos en línea sin pagar y generar conciencia de marca entre ellos. La generación de 15 a 25 puede ser para ingresos basados ​​en publicidad, mientras que los ingresos por suscripción son mayores para aquellos de 30 años o más”, agregó.

Malaysiakini ha iniciado un modelo en el que las personas pueden leer un artículo de forma gratuita, pero deben suscribirse antes de publicar un comentario. “Encuentre lentamente formas de conseguir nuevos suscriptores; apelar a ellos. Puede pensar en formas innovadoras de aumentar lentamente y hacer que la gente se sume, a medida que la impresión declina”, dijo Chandran.

5Invertir en contenido premium

Quizás la pregunta más frecuente en un momento de transición digital es: ¿por qué las personas pagarían por contenido que pueden obtener gratis en otros lugares?

En lugar de esperar ingresos por lectores, una redacción necesita saber qué valor adicional puede ofrecer a su audiencia. Aquí es donde entra en juego la cuestión del contenido de calidad y el papel de la redacción en los negocios.

La fuerza de Tempo radica en el periodismo de investigación y en la profundidad. Cuando colaboraron con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación  en el proyecto Papeles de Panamá, hubo una decisión deliberada de publicar la historia primero en su sitio digital, en lugar de en forma impresa.

Hicieron lo mismo con el proyecto Indonesia Leaks, una colaboración entre 10 medios digitales para exponer una estafa de soborno que implicaba al jefe de la policía nacional.

“Cuando sigues dando noticias sobre escándalos, cuando tienes un equipo de investigación sólido que sigue brindando nuevas historias, estás en el camino correcto para convencer a tu audiencia de que vale la pena pagar por tu contenido porque no lo obtienes en otra parte”, dijo Tempo’s Dhyatmika.

 

Más información:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here