cobertura-elecciones
Foto de archivo de las primarias en EEUU, el 23 de junio pasado, en un colegio de Nueva York.

Las elecciones a la presidencia de un país, de una comunidad, a una alcaldía u otros organismos constituyen siempre un reto para los medios de comunicación ya que, por un lado, tratan de innovar en las coberturas, más ahora con las herramientas tecnológicas que brinda internet, pero por otro asisten a la dura realidad: los candidatos imponen su agenda y su ideario, y los medios son incapaces o tienen poco margen para lograr que los políticos hablen de lo que realmente importa a la ciudadanía.

En ese contexto nació el programa the Citizens Agenda, un proyecto en el que participa, entre otros, el profesor de periodismo Jay Rosen, y con el que se trata de ayudar a las redacciones a enfocar su cobertura en los temas más importantes y exigir responsabilidades por las respuestas de los candidatos.

Este enfoque se centra en una pregunta clave: ¿de qué quiere que hablen los candidatos mientras compiten por los votos?

The Citizens Agenda acaba de recibir uno de los premios anuales que Hearken, una compañía dedicada a que las empresas incorporen la escucha en sus proyectos, entrega anualmente sus socios.

El modelo de seis pasos de The Citizens Agenda

The Citizens Agenda presenta un modelo de seis pasos para transformar las coberturas electorales en la información útil que necesitan los lectores sobre los temas que más les importan cuando los políticos compiten por sus votos, indican sus impulsores.

“No podemos garantizar -aseveran- que este modelo haga que más gente vaya a las urnas el día de las elecciones, pero sabemos que ayuda a que la gente entienda mejor las opciones de las que dispone y la democracia gane en este proceso”.

Durante las elecciones presidenciales de 2020 en EEUU, varios medios como Capital Public RadioColorado Public RadioKXLYWBEZWNIJ y otros adoptaron la Agenda Ciudadana “para ofrecer una cobertura de campaña significativa y de interés a sus comunidades. Al alejarse de la cobertura electoral como una carreras de caballos, nuestros socios -indican desde Hearken- priorizaron las preguntas y los conocimientos de la comunidad para impulsar las políticas y las implicaciones de la vida real al frente de la cobertura política”.

 

Estos son los cinco pasos que propone el proyecto The Citizens Agenda

1Configurando el enfoque

El primer paso es configurar el enfoque. Pretende marcar el punto de partida y el que queremos que sea de llegada.

Te puede interesar:   26 consejos para un escolar de 9 años aspirante a periodista (y para todos nosotros)

Este paso pide a los redactores que en una parte de una hoja indiquen qué carencias han encontrado previamente en las coberturas electorales y cómo les gustaría resolverlo, con respecto a estos temas:

  1. ¿A quién ha ido dirigida la cobertura electoral en tu medio?
  2. ¿Cómo sabes si realmente les fue útil?
  3. ¿Cómo decide la redacción qué historias cubrir en unas elecciones?
  4. ¿Cómo se involucró el público en la cobertura electoral que recibieron?
  5. ¿Quién decide los temas y las preguntas que se formulan a los políticos?
  6. ¿Cómo se ha medido el éxito de la cobertura electoral en el pasado?
  7. ¿Cómo cree que su comunidad describiría los objetivos de su cobertura electoral?
  8. Espacio libre: escriba cualquier otra cosa que haya hecho antes en las coberturas electorales y que le gustaría cambiar

 

2Identificando

¿A quién intenta informar con su cobertura electoral? “La respuesta -indica la guía de The Citizens Agenda- no es simplemente “nuestra audiencia”, o incluso, “el público”. Existen múltiples grupos de partes interesadas, tanto dentro como fuera de su audiencia actual, que se beneficiarán de una comprensión más profunda de los temas en juego cuando vayan a las urnas.

Antes de comunicarse con estos ciudadanos, indica The Citizens Agenda, “debe comprender quiénes son y cómo debe comunicarse con ellos. Cuanto mejor pueda identificar a las personas a las que estamos tratando de informar, más fácil será descubrir lo que quieren que se cubra”.

3Pregunte

Vaya a su comunidad y haga esta pregunta exacta: “¿De qué quiere que hablen los candidatos mientras compiten por los votos?” Esta es una pregunta más amplia e inclusiva que “¿cuáles son sus principales problemas?” Es posible que aquello de lo que la gente quiere que hablen los candidatos no es todavía un “tema” del año electoral”.

Una vez identificadas las preguntas, indica The Citizens Agenda, “es más fácil saber qué debemos preguntar a los políticos”.

La guía sugiere tener algunos ejemplos para cuando se pregunte a la gente, de manera que sepan identificar qué les estamos pidiendo. Un ejemplo de problema para luego realizar la pregunta a un político sería: “Estamos perdiendo a nuestros jóvenes en las grandes ciudades. Es doloroso pensar que las personas que se criaron aquí no se quedan e invierten en esta comunidad a largo plazo. Como funcionario electo, ¿qué va a hacer para que esta región sea más atractiva para los jóvenes?”.

Te puede interesar:   Argentina y Brasil: diferencias y coincidencias en el consumo de noticias sobre la pandemia y las vacunas en 2021 

Al tener un modelo preestablecido como ejemplo, las personas a las que les preguntemos sabrán qué les estamos pidiendo.

Según The Citizens Agenda, “aquí es donde entra en juego el trabajo que hizo para identificar a su comunidad, ya que guiará su estrategia de alcance. Recuerde que para realizar un servicio público, debe intentar llegar a todo su público. Esto significa pensar más allá de sus canales tradicionales para identificar oportunidades nuevas y únicas para llegar a las personas”.

4Sintetice y pida “feedback”

No es suficiente con identificar temas amplios para la agenda ciudadana; necesita asuntos concretos y preguntas que los reporteros puedan llevar a los políticos. “Es clave profundizar en los temas iniciales identificados y encontrar las necesidades de información subyacentes: las preguntas que la gente tiene sobre esos temas”.

5Úselo

Una vez se tiene ya una colección de temas y preguntas realmente interesantes sobre esos temas procedente del público, “está listo para poner la agenda de los ciudadanos en acción”.

The Citizens Agenda indica que todos los periodistas asisten al uso de algún tipo de  estrategia desafortunada que algunos políticos utilizan para desviar preguntas. Por ejemplo, si alguien le pregunta a un político “¿cómo va a realizar la transición a una economía verde sin causar desempleo?” y este tema no está en el ideario de campaña, es posible que no la conteste y se desvíe hacia otro tema, pero si en lugar de ser una pregunta del periodista, se formula así: “Candidato: le hemos pedido a miles de los votantes en su ciudad cuáles son las preguntas que le formularían y una de sus principales preguntas fue esta: “¿Cómo va a realizar la transición a una economía verde sin causar desempleo?”.

6Reflexionar y ajustar

La agenda ciudadana es un proceso, no un producto, indican sus impulsores. Por esa razón, cambiará con el tiempo. “Con cada historia que produzca, invite a su audiencia a participar en la agenda. Actualice y ajuste la agenda para reflejar la nueva información que recibe. Regrese con frecuencia a la visión que estableció al principio del proceso y pregúntese a quién es posible que aún no haya llegado y cómo puede comunicarse con ellos. Y haga responsables a los políticos de los aspectos de la agenda que abordan y de los que no”.

 

Más información: 

The Citizens Agenda.  A guide for generating more responsive, inclusive & useful news coverage for voters

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here