La llegada a la dirección general de la BBC de Tim Davie, que anunció en una de sus primeras medidas que los periodistas no podrían opinar en twitter, ha acelerado los cambios del organismo público de radiodifusión con respecto a la imparcialidad y las transparencia.

Tras unas semanas de debate interno, la BBC ha publicado un conjunto completo de nuevas reglas y directrices junto con un plan de formación «como parte de su compromiso de garantizar los más altos estándares de imparcialidad en toda la organización», indican.

El paquete de medidas incluye:

Orientación actualizada sobre imparcialidad

La BBC ha elaborado una nueva guía para definir y establecer unas pautas de cumplimiento con respecto a la imparcialidad:

  • Expresiones públicas de opinión. La emisora británica insiste en que la opinión no sólo se establece cuando se manifiesta expresamente, sino por ejemplo por el tono de voz, lenguaje facial o corporal, o por cómo reacciona un entrevistador o presentador cuando se expresa una opinión en particular. Se vigilarán estas actuaciones
  • Responsabilidad adicional de trabajar para la BBC. En este punto se anuncia ya la restricción de la posibilidad de que los periodistas de la BBC puedan expresar su opinión en redes sociales. «La variedad de medios de comunicación social presentan oportunidades para la expresión pública de puntos de vista por parte de presentadores, reporteros y otro personal que podría poner en peligro la imparcialidad de la BBC. Es esencial que aquellos que se dedican a la producción de noticias y asuntos de actualidad y periodismo de hechos en particular, no digan nada públicamente que pueda interpretarse como sesgo en la política o cuestiones de política pública, o temas controvertidos».
  • Campañas. Aunque haya campañas que abogan por cambios legítimos, «la BBC debe permanecer independiente y distanciada de las iniciativas gubernamentales, los activistas, las organizaciones benéficas y sus agendas, sin importar cuán aparentemente valiosa sea la causa o cuán aceptado o incontrovertido parezca su mensaje».
  • Participar en marchas o protestas. Los periodistas, indican las nuevas normas de la BBC, «puede realizar caminatas benéficas, maratones y actividades similares como actividad de recaudación de fondos con fines benéficos, pero no para campañas o acciones políticas. El personal de la BBC tampoco debería convertirse en el rostro de una organización benéfica».

Orientación en redes sociales

Las nuevas directrices han desembocado también en la elaboración de una nueva guía de redes sociales que se aplica a todos los que trabajan en la BBC.

Hay cuatro reglas de obligado cumplimiento:

  • Comportarse siempre profesionalmente, tratando a los demás con respeto y cortesía en todo momento
  • No desacreditar a la BBC
  • No expresar en redes sociales una opinión personal sobre asuntos de política o ‘temas controvertidos’
  • No criticar a sus colegas en público. Respetar la privacidad del lugar de trabajo y la confidencialidad de los anuncios internos.

Reglas sobre compromisos externos

Si bien las directrices editoriales de la BBC ya incluyen reglas sobre el personal que participa en debates, actos u otras apariciones públicas, la nueva guía va mucho más allá al introducir medidas «para garantizar un enfoque coherente para estos compromisos, incluido un proceso de aprobación estandarizado para garantizar la coherencia». Es decir, hará falta autorización previa.

Protección de la formación en imparcialidad

En los próximos meses, además, la BBC pondrá en marcha un plan de formación en imparcialidad a través de la BBC Academy. La capacitación cubrirá actualizaciones sobre la importancia de la imparcialidad en general y la nueva capacitación en redes sociales. Se adaptará a roles específicos en la BBC.

Según la BBC, «la confianza es la base de la relación de la BBC con el público. La forma en que los empleados de la BBC se comportan es vital para mantener la confianza. Estas nuevas directrices ayudarán a garantizar que los empleados mantengan y protejan los más altos estándares de imparcialidad de la BBC y mantengan la confianza que las audiencias esperan, exigen y merecen».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí