La prensa francesa recibe casi 500 millones de euros de ayuda adicional

Francia es uno de los países europeos que más decididamente está apoyando a la industria de los medios en mitad de una crisis tan grave para los periódicos como la que ha provocado el Covid, que se ha unido a otra crisis de modelo de negocio que se viene arrastrando desde que los ingresos de las ediciones impresas empezaron a caer y el digital no cubría estas caídas.

Emmanuel Macron acaba de presentar un plan de 483 millones de euros para paliar los efectos de la crisis causada por el impacto del coronavirus y tratar de fortalecer este sector ya frágil. Este plan, se suma a la ayuda de 840 millones que ya se han pagado a los medios de comunicación en 2020, y no sustituye tampoco otros planes concretos de ayuda a medios. 

Los 483 millones son para dos años, y deben destinarse, en una parte a compensar las pérdidas por el COVID, pero en otra parte deben invertirse en la transformación digital del sector de la prensa.

Según publica La Revue des Medias, un estudio del Ministerio de Cultura francés revela que el impacto de la crisis para la prensa debería traducirse en una caída del 16% en la facturación en 2020, o 1.900 millones de euros, y que se necesita por tanto apoyo público para salir adelante.

Se contemplan ayudas para distribución, plantas de impresión, inversión editorial y reducción fiscal del 30% para los lectores que compren una suscripción, entre otras

En cuanto al reparto de las ayudas, 80 millones de euros se destinarán a mejorar la distribución de medios impresos, tras el hundimiento de Presstalis (la antigua NMPP, que distribuía más de 100 periódicos y centenares de revistas, así como productos de los medios). Esta suma permitirá a France Messagerie, la nueva distribuidora de medios de Francia, ponerse en marcha y generar flujo de caja.

Te puede interesar:   Media Party 2020: del 16 al 18 se desarrolla en formato virtual el evento de innovación en medios más grande de América Latina

Además, están previstos 26 millones de euros anuales para la modernización de las plantas de impresión y su transición ecológica (no habrá más envolturas de plástico para revistas en 2022).

Las ayudas a los quioscos se incrementarán en seis millones de euros. Los créditos del Fondo Estratégico para el Desarrollo de la Prensa, destinados a subvencionar los gastos de inversión de editoriales y agencias de prensa, también se incrementarán en 25 millones de euros anuales, por un total de 50 millones de euros. Además, se habilita un crédito fiscal de 60 millones de euros para los suscriptores de la prensa política y de información general. Los lectores que compren una suscripción podrán beneficiarse de una reducción fiscal del 30% del importe de la suscripción.

Además de las ayudas al pluralismo que ya existen, pero que están reservadas únicamente a la prensa en papel para información política y general, la prensa online contará con una ayuda adicional de 4 millones de euros anuales para fomentar el pluralismo.

Te puede interesar:   Karen De la Hoz Rodríguez: “Las bases fundamentales para cubrir la pandemia son ética, rigurosidad e interés de servir al público”

 

Fondo de lucha contra la precariedad de los periodistas autónomos, fotoperiodistas y caricaturistas

Por último, el plan también incluye un componente social: el Estado se ha comprometido a crear un fondo de 18 millones de euros para luchar contra la precariedad de periodistas autónomos, fotoperiodistas y caricaturistas de prensa.

Esta ayuda se suma a las medidas transversales que para el conjunto de la economía francesa se pueden solicitar desde cualquier sector industrial y que permiten acceder, por ejemplo, a préstamos garantizados por el estado o fondos solidarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here