Captura de pantalla del inicio del artículo

El I Congreso Internacional de Periodismo Miguel Delibes, que se ha desarrollado recientemente en Valladolid, ha servido al diario alemán Frankfurter Allgemeine (FAZ) como punto de partida para analizar en parte el estado de la prensa española.

En la radiografía que realiza Paul Ingendaay, que participó en una de las mesas redondas del congreso, el corresponsal del Frankfurter Allgemeine indica: “Aquí dicen “Prensa nacional” cuando se refieren a medios suprarregionales. Pero desde la crisis del año 2008, el estallido de la burbuja inmobiliaria y el alto desempleo, casi no se puede hablar de la prensa nacional”.

 

“En todas las partes de España, excepto Madrid y Barcelona, ​​los periódicos con raíces regionales son los mejores”

Para Ingendaay, “los verdaderos medios líderes son los periódicos regionales cuyos nombres apenas se conocen en el exterior porque operan en las provincias. En todas las partes de España, excepto Madrid y Barcelona, ​​los periódicos con raíces regionales son los mejores y dan forma a la opinión pública con una participación de mercado de hasta el ochenta por ciento”.

Ingenday recoge en su crónica declaraciones del director gerente de El Norte de Castilla, Goyo Ezama. “La presencia de los medios ‘suprarregionales’ en gran parte de España es mínima”, explica Goyo Ezama.

Te puede interesar:   Reino Unido: las audiencias de periódicos locales digitales aumentan un 18% como respuesta a la desinformación

“En otros países hay una concentración del poder de prensa -se indica en el artículo-, en España todo lo contrario: el Grupo Vocento, por ejemplo, que agrupa diez periódicos regionales, […], saca su fuerza precisamente de las características regionales de cada periódico, y media docena de ellos tienen más de cien años. Cada suscripción digital cuesta 6,95 euros al mes”.

Ezama dice: “Nuestro lema es: De la tradición a la innovación”. Se trata de la transición del papel al formato digital, que es más indoloro en las regiones que en la capital”. añade Ingendaay.

“El País, -apunta Ingendaay en la crónica- antiguo protagonista de la prensa con más de 400.000 ejemplares vendidos, según cifras de agosto, solo cuenta con 73.000 ejemplares, mientras que La Vanguardia de Barcelona ocupa el segundo lugar con 53.000. Le sigue La Voz de Galicia (49.000 ejemplares), un periódico regional, mientras que los grandes de Madrid como El Mundo y el periódico conservador y monárquico ABC existen casi exclusivamente online”.

Te puede interesar:   Tendencias en redes sociales en 2022

En la crónica se recogen declaraciones del editor en jefe de La Voz de Galicia, Xosé Luís Vilela, que indica: “Hacemos el periódico para los vecinos”.

“Hace casi 20 años, -explica Ingenday- en el aniversario del devastador accidente del petrolero del Prestige frente a las costas gallegas, “Vilela recibió al autor de estas líneas a medianoche en la redacción y se tomó el tiempo necesario para una larga conversación. A nuestro alrededor: mucha gente insomne. En el tema del Prestige, La Voz resultó ser el medio más crítico y preciso del país, un contrapeso a la estrategia de encubrimiento del gobierno regional”.

“Este apego al lugar, la región y la gente -añade Ingendaay- significa que la orientación ideológica cuenta menos que la confiabilidad de la información. Hay un elemento conservador en el sentido literal de la palabra: mantener lo familiar, a pesar de los cambios tecnológicos. En consecuencia, los trastornos políticos en las ciudades medianas son menores”.

 

Enlace al artículo original: 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here