Participantes en el debate sobre tecnología y periodismo

Tecnología y periodismo van cada vez más de la mano. Aunque en ocasiones se confunde el orden de importancia y parece que el periodismo es el que está a las órdenes de la tecnología, la relevancia que tiene esta última en el mundo periodístico digital es enorme. Y, además, puede ser un elemento decisivo para que los lectores vayan recuperando confianza en los medios de comunicación.

Un debate organizado por Maddyness, (una de las publicaciones líderes sobre startups e innovación en Francia, con ediciones en Reino Unido) en el que han participado destacados periodistas franceses ha abordado precisamente esta intersección entre tecnología, periodismo y mejora de los indicadores de confianza.

En Francia, el barómetro de confianza en los medios tampoco deja en buen lugar a los medios digitales. El 42% de los encuestados dijo que la televisión era una fuente confiable de información, un aumento del 2% respecto al año anterior, mientras que el 48% estaba en el mismo estado de ánimo en lo que respecta a la prensa, y solo el 28% dijo que creía lo que leen en Internet.

El debate trataba de arrojar luz sobre cómo afrontar el desafío de producir información cada vez más cualitativa, educativa y fundamentada y si puede la innovación mejorar la forma en que funcionan los medios o hasta qué punto lo digital puede dar una respuesta.

Los lectores “buscan información basada en hechos. Es un vector de confianza”, sostiene Arnaud Mopin, director de innovación del Grupo TF1. “Los espectadores buscan información aumentada con explicaciones e ilustraciones y la tecnología nos permite hacer esto: crear realidad aumentada, noticias 3D, visualizar datos… Estas herramientas tan relevantes ahora aportan un valor añadido real al contenido de la información”. “El uso de la tecnología nos permite enriquecer la experiencia del espectador”, continúa Arnaud Mopin.

Algoritmos que lleven al lector a información de calidad

Si los medios de comunicación han entendido que les interesa estar al día de las innovaciones por lo que pueden aportar para captar audiencias leales, la necesidad es aún más perentoria al comprobar que Facebook, Twitter o Instagram están jugando al 100% la carta de las nuevas tecnologías, para acercarse un número creciente de usuarios y aumentar su presencia online.

Te puede interesar:   Récord histórico de audiencia de la BBC: estas son las claves del crecimiento

Benoît Raphaël, fundador de Flint Media, indica: “Con el nuevo flujo de información provocado por las plataformas, los algoritmos buscan crear la mayor participación posible para tener la mayor cantidad de ingresos publicitarios posible. Por tanto, promoverán contenidos que permitan alcanzar este objetivo: aquellos que resulten deprimentes, divisorios o polarizadores”.

En palabras de Alan Turing, “para luchar contra una máquina, necesitas una máquina”. De hecho, “frente a una tecnología que perturba la información, necesitamos una tecnología que la organice en la dirección correcta, gracias a una recomendación virtuosa que lleve al usuario a información de calidad”, indica.

A finales de 2020, una encuesta de Ifop indicó que el 80% de los entrevistados se sentía abrumado por la masa de información que recibían todos los días. “En Flint usamos, por ejemplo, inteligencia artificial para seleccionar y personalizar la información mientras protegemos al usuario de noticias falsas y sobrecarga de información”, apunta Benoît Raphaël.

Este cambio tecnológico, que pretende combinar medios y tecnología, aporta un valor añadido innegable, indica Maddyness en el resumen del debate: “El 3D hace que la información sea más comprensible, tanto para jóvenes como para mayores. Da la posibilidad de mostrar casos de uso futuros, con contenido más legible e inmersivo”, observa Yassine Tahi, CEO de la startup Kinetix que trabaja con el grupo TF1. “Esto nos permite ofrecer un punto de vista diferente e involucrar a una audiencia nativa digital, que tiende a consumir muchas redes sociales. Lo que importa sobre todo es la relevancia del descifrado que vamos a ofrecer. ”

Te puede interesar:   Cinco libros de interés periodístico para estas Navidades

El aporte de la tecnología no se detiene ahí. Cada vez más, la IA parece ser la mejor arma para luchar contra las noticias falsas y, por lo tanto, frenar la desinformación, sostienen. “Los algoritmos pueden usarle para aceleran la verificación de hechos de manera más rápida y confiable. Entre el público, existe un deseo real de comprender la información y poder asegurarse de que sea veraz. No solo debemos ser capaces de detectar, sino también desmantelar las fake news”, asegura Arnaud Mopin. “Si presionamos el cursor, quizás mañana haya correctores automáticos para noticias falsas como los hay hoy para la ortografía. Diariamente, todas estas herramientas nos hacen más eficientes. “

Periodismo aumentado

Para los medios de comunicación, la adopción de estas nuevas tecnologías está respaldada por el deseo de escalar y ganar en eficiencia. El periodista del futuro no será reemplazado por un robot, ni por un algoritmo, indican los organizadores del debate. Por otro lado, “podría trabajar mejor gracias a innovaciones que le ahorrarán tiempo al automatizar tareas repetitivas y acelerar otras”.

Ya existen muchas herramientas en esta dirección, como GPT-2: una inteligencia artificial capaz de escribir artículos de prensa y obras de ficción, desarrollada por la empresa OpenAI de Elon Musk.

Al igual que GPT-2, este tipo de herramientas podrían, a largo plazo, apoyar al periodista en su redacción y ser la promesa de una nueva oferta para satisfacer mejor a las audiencias. “Lanzaremos el primer informativo personalizado a finales de año, manteniendo nuestro ADN sin simular lo que existe en el exterior. La información de TF1 es unificadora y respaldada, abierta e inclusiva. Este nuevo JT será modular, adaptándose a las necesidades y usos”, concluye Arnaud Mopin.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here