Sam Altman, director ejecutivo de OpenAI. Foto: TechCrunch, CC BY 2.0, via Wikimedia Commons

Kelsey Piper, periodista de Vox Media, y otros compañeros, han declarado que podrían dimitir si la dirección interfiere en la cobertura periodística tras los recientes acuerdos de contenido con OpenAI. “Estoy muy frustrada de que hayan anunciado esto sin consultar a sus redactores, pero tengo fuertes garantías escritas de nuestro editor en jefe de que quieren más cobertura como la de las últimas dos semanas y nunca interferirán en ella. Si eso es falso, renunciaré”, publicó Piper en Twitter.

OpenAI ha firmado acuerdos con The Atlantic y Vox Media para utilizar su contenido con el fin de mejorar sus modelos de lenguaje, incluyendo ChatGPT. Estos acuerdos han generado preocupación entre los periodistas y sus sindicatos debido a la falta de transparencia y las posibles implicaciones negativas para su trabajo. Los sindicatos de The Atlantic y Vox Media han expresado inquietudes sobre las implicaciones éticas y ambientales de la IA, así como sobre el impacto en el tráfico y los ingresos de los editores.

El 29 de mayo, Axios desveló estos acuerdos, que permiten a OpenAI utilizar contenido archivado y actual de estos medios para entrenar sus algoritmos. Además, estos acuerdos incluyen colaboraciones en productos, como la optimización de la creación publicitaria y las recomendaciones de contenido en los sitios web de Vox Media mediante la tecnología de OpenAI. Aunque los términos financieros no han sido revelados, se supone que los editores son remunerados por su contenido.

Te puede interesar:   José Joly destaca la transformación digital de 'Málaga Hoy': "En cinco años hemos pasado de hacer papel a diarios instantáneos"

Los periodistas y sindicatos de Vox y The Atlantic han manifestado su descontento por la falta de consulta y transparencia en estos acuerdos. Estos temores incluyen la posible erosión de la integridad editorial y la amenaza a los empleos periodísticos. Piper, reflejando este sentimiento, ha subrayado la necesidad de mantener la independencia y calidad en la cobertura periodística, advirtiendo que renunciará si estas garantías no se cumplen.

Comunicado de trabajadores de The Atlantic

Este es el comunicado de trabajadores de The Atlantic: 

Los miembros sindicalizados de las unidades editorial, de negocios y tecnología de The Atlantic están profundamente preocupados por el acuerdo opaco que The Atlantic ha hecho con OpenAI, y especialmente por la completa falta de transparencia de la dirección sobre lo que implica el acuerdo y cómo afectará nuestro trabajo. Los empleados de The Atlantic en su mayoría se enteraron de este acuerdo por fuentes externas, y tanto la empresa como OpenAI se han negado a responder preguntas sobre los términos del acuerdo. En su lugar, han dirigido a los empleados a los mismos informes externos.

The Atlantic ha defendido los valores de transparencia y honestidad intelectual durante más de 160 años. Su legado se construye sobre la integridad, derivada del trabajo de sus escritores, editores, productores y personal de negocios. OpenAI, por otro lado, ha utilizado artículos de noticias para entrenar tecnologías de IA como ChatGPT sin permiso. Las personas que continúan manteniendo y sirviendo a The Atlantic merecen saber qué ha licenciado exactamente la dirección a una empresa externa y cómo, específicamente, planean usar el archivo de nuestra producción creativa y nuestro producto de trabajo.

Como señaló un artículo publicado en The Atlantic la semana pasada, la historia de las asociaciones celebradas entre la tecnología y el periodismo es una en la que los medios “hacen concesiones a las plataformas que intentan llevarse a toda la audiencia (y la confianza) que atrae el gran periodismo, sin tener que hacer el trabajo complicado y costoso del periodismo en sí mismo. Y nunca, jamás funciona como se planea”. Los empleados de The Atlantic merecen saber por qué la dirección de la empresa cree que esta vez será diferente.

La dirección debería hacer inmediatamente los términos del acuerdo disponibles para los empleados de The Atlantic y luego convocar una reunión general para responder a nuestras preguntas de manera honesta, clara y sin rodeos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí