Liza Gross, en un taller en Cartagena (Colombia) organizado por la Fundación Gabo. Foto: Gentileza Emmanuel Upegui/Fundación Gabo

Hay dos fenómenos que configuran la crisis que atraviesa la industria periodística a nivel mundial. El primero es económico: la dificultad de alcanzar la sustentabilidad tras el derrumbe del modelo tradicional de venta de publicidad y ejemplares. El segundo, tiene que ver con la desinformación y el exceso de negatividad en los contenidos, lo que alienta la desconfianza y el descreimiento de la audiencia en los medios de comunicación.

En ese contexto, existe una técnica periodística que crece en los medios de comunicación y busca reconectar a la audiencia con los medios. Incluso puede convertirse en una herramienta para generar financiamiento. Hablamos del periodismo de soluciones. La Solutions Journalism Network es la organización que se ocupa de expandir esta práctica, que nació en Estados Unidos y hace foco en el reportaje riguroso de las respuestas a problemas sociales. Si bien es allí donde más se la implementa, en América Latina empezó a ganarse un lugar.

La periodista argentina Liza Gross, vice president Practice Change de la Red de Periodismo de Soluciones (SJN, por sus siglas en inglés), experta en medios y ex directora de The Miami Herald, detalla en esta entrevista que la clave de este enfoque es dar respuesta a problemas sociales. Y destaca su impacto positivo en la audiencia y en el fortalecimiento del engagement.

(P) ¿Qué es el periodismo de soluciones y en qué contexto nace?

(R) Es la cobertura rigurosa basada en evidencia y busca dar respuestas a problemas sociales estructurales. Analiza cuáles son esas respuestas, quién está haciendo esto mejor, para que toda una comunidad pueda hacer un diálogo constructivo. Podemos nombrar cinco o seis desafíos que están enraizados en nuestras comunidades, los conocemos y creemos que son insolubles. El periodismo de soluciones es un periodismo sistémico, que busca dar una nueva perspectiva y una nueva forma de entender estos desafíos. 

Esta técnica fue concebida por los periodistas norteamericanos Tina Rosenberg y David Bornstein, cuando en 2013 crearon la columna “Fixes” en el diario The New York Times, pieza que aún se publica. Luego fundaron una organización sin fines de lucro para evangelizar sobre esta técnica: SJN. Podría decirse, entonces, que el periodismo de soluciones es joven. Sin embargo, ya hay registro de múltiples notas en medios estadounidenses e incluso en medios tradicionales y nativos digitales de Latinoamérica.

Liza Gross, en el taller en Colombia. Foto: Gentileza Emmanuel Upegui/Fundación Gabo

(P) ¿Cuándo empezó a tomarse conciencia de su potencialidad?

(R) Empezamos a darnos cuenta de su potencial para conectarse con las audiencias. Cuando uno está haciendo preguntas o una nota con una perspectiva de soluciones, crea una especie de diálogo abierto con el lector, algo que no era posible cuando la nota solo consistía en la identificación y descripción del problema. También resultó ser una herramienta con el potencial para combatir con éxito muchos problemas que hay en el periodismo, como la pérdida de la confianza en el contenido noticioso. Hemos hecho trabajos con más de 200 organizaciones noticiosas dentro de Estados Unidos y entrenamos a más de 15 mil periodistas. 

 

Te puede interesar:   La importancia de las alianzas (o de poseer medios complementarios) en la era de las suscripciones de pago

(P) ¿Como técnica se puede aplicar a cualquier formato?

(R) Es una técnica muy específica. Hay notas que son más ambiciosas, que pueden ser parte de una serie de notas, o uno puede hacer excelente periodismo de soluciones en una nota de 900 palabras. Puede hacer periodismo de soluciones para radio, para televisión, para multimedio, para un emprendimiento digital. Es multiplataforma. Un aspecto muy importante del periodismo de soluciones es que no deja de señalar cuáles son las limitaciones y no deja de señalar qué es lo que no funciona.

 

(P) ¿Cuáles son sus objetivos en término de negocio para el medio en su relación con la audiencia y nuevos modelos de negocios digitales?

(R) Sabemos, por ejemplo, que la gente pasa más tiempo leyendo online una nota de periodismo de soluciones que una nota tradicional. Hay ejemplos de medios en Estados Unidos que trabajaron con nosotros y que han monetizado con éxito su periodismo de soluciones, con auspicio, con donaciones, con la creación de una especie de club de lectores, o sea socios, y con filantropía, con fundaciones donando a estas organizaciones para que incursionen en el periodismo de soluciones.  En su mayoría son emprendimientos digitales, como Richland Source, en Ohio. RED/ACCIÓN, en Argentina, es un ejemplo de eso. Una estrategia de periodismo de soluciones puede ser vital para la sustentabilidad económica de un nuevo modelo de negocios. 

 

(P) ¿Cuándo un tema puede ser tratado desde el enfoque de soluciones? 

(R) Siempre recomiendo empezar por los temas que te interesan. Ahí has desarrollado cierto nivel de experiencia y de conocimiento. Entonces tomar un subtema y plantearte si hay alguna solución para eso, quién lo hace mejor. En la presentación del tema debe estar la idea concreta de cuáles son los aspectos que uno va a examinar, hablar de algo puntual. Cuanto más concreto y específico, más fácil luego será buscar una solución que esté remediando el problema. 

 

(P) ¿Cuáles son los ejes que se deben tener en cuenta durante la producción?

(R) Hay cuatro atributos que uno siempre tiene que pensar: no es una nota sobre un individuo o una persona, sino que es la nota sobre la respuesta, el cómo ocurrió, quién lo hace mejor, es la historia del proceso. Segundo, ofrecer evidencia de resultados, pueden ser cuantitativos y cualitativos. Tercero, detallar las limitaciones. Y cuarto, ofrecer la perspectiva de cuál fue la lección que se aprendió de aquí, para que pueda ser replicable o transportable en otras circunstancias y contextos. 

 

La SJN da talleres presenciales y virtuales a periodistas, editores, gerentes o directores de medios, como también a fotoperiodistas y videógrafos. Además, tienen un aula virtual y ofrecen webinars. También otorgan becas con apoyo de fundaciones. Cuentan, además, con el manual básico de periodismo de soluciones, que fue traducido al español. A partir de una actividad que hubo en 2019 en Cartagena, Colombia, en alianza con la fundación Gabo (FNPI) y con el apoyo de Tinker Foundation, que consistió en brindarles un taller a 16 periodistas latinoamericanos, armaron una base de datos de notas de soluciones en español. 

 

Te puede interesar:   Suscripciones digitales en América Latina: datos y conocimiento del usuario, claves en el éxito del "reader revenue"

(P) ¿El país que más tiene desarrollada esta técnica es Estados Unidos?

(R) Diría que sí, en tanto a cómo entendemos periodismo de soluciones nosotros. Hay otras formas de periodismo de soluciones que se practican con mucho entusiasmo en Europa. Tenemos el “periodismo en positivo” en España, el “periodismo constructivo” en Dinamarca y en Inglaterra, y los franceses de la “Reporters d’Espoirs”. De una forma u otra hay muchos puntos de coincidencia con lo que hacemos nosotros. Creo que nosotros tenemos una receta un poquito más rigurosa y que se concentra más en los procesos y en los sistemas como eje narrativo, no tanto en las personas. 

 

(P) ¿Qué análisis hace de la expansión de esta técnica en América Latina?

(R) En América Latina hemos incursionado recientemente gracias al apoyo de la fundación Tinker. Estamos trabajando en asociación con la fundación Gabo para llevar el periodismo de soluciones a Latinoamérica. Me he quedado gratamente sorprendida de la forma en la cual ha sido recibido por medios grandes como El Tiempo y El Colombiano (Colombia), inclusive en la red O Globo (Brasil). También hemos recibido muy buenas respuestas de medios nuevos, en el sentido de emprendimientos digitales, radios. RED/ACCIÓN es un ejemplo emblemático de cómo uno puede echar a andar un emprendimiento con una perspectiva de periodismo de soluciones. En México hay emprendimientos digitales también con mucho interés y el portal La Región, en Bolivia, hizo un trabajo que fue apoyado por agencias multilaterales, tuvo auspicio.

 

(P) ¿La práctica puede crecer vertiginosamente?

(R) Esto es una maratón, no una carrera de 100 metros. En todas partes del mundo los periodistas sentimos la crisis de la falta de confianza por parte de las audiencias, del crecimiento de la desinformación, la necesidad de conectarnos con las nuevas generaciones, de que entiendan que la falta de interés en las noticias, de la cosa pública, nos puede afectar de manera muy negativa. El mensaje que trae el periodismo de soluciones es un mensaje que muchos periodistas ahora le dan la bienvenida y piensan que puede ser muy útil para trabajar estos desafíos. Es un mensaje que apunta también a crear un diálogo con tus audiencias.

 

Liza Gross recomienda tres notas de periodismo de soluciones publicadas en medios de América Latina:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here