Los lineales vacíos de harinas de fuerza y de levadura en polvo en los supermercados son el anverso de una moneda que también tiene su traslación al mundo online: los verticales de cocina están experimentando unos crecimientos exponenciales en cuanto a tráfico en busca de recetas y consejos.

El confinamiento ha provocado que muchas familias tengan que cocinar más de lo básico u ocupen, por entretenimiento, parte del tiempo de ocio cocinando productos de todo tipo, tanto recetas que no formaban parte de su repertorio habitual como repostería, sobre todo bizcochos, tartas, pasteles, natillas, flanes y otros postres.

Algunos se han atrevido en esta Semana Santa con torrijas y monas. La solución para obtener ideas y consejos ha sido acudir a verticales de cocina, tanto de periódicos como independientes;  buscar en Google, para acabar en uno de esos verticales, o ir directamente a un especialista que tenga una sección online sobre recetas. También, claro, a las redes sociales. De hecho, algunos hashtags como #coronaviruscooking en Estados Unidos están situándose en muchas ocasiones entre los más seguidos en algunos momentos.

La publicidad tampoco abunda en estos verticales, pero hay margen

Muchos periódicos internacionales y españoles se han lanzado también a tratar de captar estos nuevos usuarios, con constantes informaciones sobre qué cocinar durante el confinamiento. Sin embargo, se están encontrando, como en el resto de secciones en general, con que no se pueden obtener beneficios vía publicidad, ya que son pocas las empresas que están queriendo unir sus marcas a información vinculada al coronavirus.

Sin embargo, dentro de esa caída de anunciantes, este nicho, con algunas cadenas de alimentación anunciándose, tiene algo más de recorrido que otros, pero no suficiente ni de lejos para compensar algunas de las caídas en publicidad que están dejando otros sectores.

La estrategia está siendo tratar de liderar estos nichos, con información específica sobre recetas para el confinamiento, muchos vídeos y muchas respuestas a dudas de los usuarios, para fidelizarlos a la espera de que puedan obtenerse ingresos en el futuro por ellos. Algunos periódicos internacionales como The New York Times logran notables ingresos por secciones como Cooking.

Nuestras mejores recetas y consejos para cocinar en cuarentena, su cocina en cuarentena necesita condimentos, cómo cocinar en estos momentos, y otros artículos tratan de capitalizar, en este caso hacia el New York Times, las búsquedas de información sobre recetas y confinamiento.

Según publicaba Adweek, a modo de ejemplo, un columnista de cocina de The New York Times, Alison Roman, ha ganado 52.000 seguidores de Instagram en marzo.

Sobre todo se interesan los que casi nunca han cocinado o saben lo básico de cocina

Roman dijo que ha notado más interacción en las redes sociales por parte de personas que no están familiarizadas con la cocina, como aquellas que “nunca tocaron un pollo”, indica. Roman comenta que ha pasado mucho tiempo resolviendo problemas y dando respuestas en las redes sociales desde que comenzó la cuarentena en Estados Unidos.

El tráfico a sitios web de alimentos -indican Adweek, como AllRecipes.com, Food52, Bon Appétit de Condé Nast o Buzzfeed’s Tasty han visto un aumento en el tráfico en las últimas semanas, especialmente en vistas de vídeos instructivos y demostraciones de recetas .

Los ejecutivos de los medios de comunicación que hablaron con Adweek dijeron que están utilizando el aumento del tráfico como una oportunidad para aumentar el número de lectores y construir una comunidad para retener a esos lectores para cuando el COVID-19 haya pasado.

Alimentos, entretenimiento, hogar y finanzas, sectores que sí tienen anunciantes activos

Meredith Digital, la matriz de All Recipes, que posee otros medios, sí está proporcionando una salida para los anunciantes, particularmente en nuevas categorías. “Si bien algunos acuerdos [de anunciantes] se han detenido”, dijo la presidenta de Meredith Digital, Catherine Levene, “hemos logrado otros en las categorías de alimentos, entretenimiento, hogar y finanzas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here