Redacción del New York Times en 1942. Foto: Marjory Collins

La cultura interna que ha regido hasta hace unos años en los medios de comunicación ha permitido que los valores propios del medio y la sabiduría acumulada se transmitieran de generación a generación. Los redactores y jefes sénior iban enseñando el oficio y también la cultura interna de la organización a los becarios y a los nuevos trabajadores que se incorporaban. La relación intergeneracional funcionaba y los nuevos iban absorbiendo la filosofía del medio a medida que crecían profesionalmente. Todos sabían qué era sagrado en la cultura interna, cuáles eran los valores reales que más representaban al periódico, etc.

Pero por diversas razones, generalmente económicas, los editores han ido prescindiendo de los periodistas más experimentados (los que tenían también los sueldos menos bajos) y sustituyéndolos por becarios y jóvenes recién salidos de la universidad (muchos de ellos muy preparados también) hasta el punto de que cuando un becario entraba ya no lo apadrinaba un periodista sénior, sino otro becario. La cadena de transmisión de valores se ha roto por la sustitución de periodistas experimentados por nuevas generaciones y no existe ya, no al menos como antes, esa transmisión intergeneracional de valores y conocimiento.

Esto lo ha entendido perfectamente uno de los grupos de medios locales que más se ha expandido en Estados Unidos en los últimos años, con una propuesta diferencial, 6 AM City, que está teniendo bastante éxito en las ciudades del sureste estadounidense en las que se ha ido asentando, siete en estos momentos.

Te puede interesar:   ¿Qué futuro tienen las ediciones electrónicas de los periódicos impresos?

Programa de mentoring de varias semanas para nuevos empleados

Según una de las editoras y miembro del staff de 6 AM City, Ali McGhee, “el éxito de nuestro producto también depende de la comunicación que ocurre dentro de la empresa, en todos los niveles de la organización”.

Para que los valores que impulsaron su puesta en marcha sean absorbidos por todas las personas, han creado un programa de mentoring para nuevos empleados, de varias semanas de duración

“Como un árbol, -explica MCGhee- nuestro Programa de Mentoring asegura que todos crezcamos desde el mismo sistema raíz. Y para nosotros, esas raíces son los valores de la compañíacompromisocuriosidadactuar como un propietario, responder con agilidad”, etc.

Esos valores fueron creados “a partir de un esfuerzo de colaboración y trabajo en equipo hace dos años que reunió a un grupo de empleados para descubrir, juntos, lo que se encuentra en el corazón de nuestra empresa y nuestro producto. A medida que hemos evolucionado, también lo han hecho esos valores, cada vez más definidos y refinados”, agrega la editora.

El programa de mentoring les ha permitido construir los cimientos necesarios “para llevar nuestra marca a todo el país y, al mismo tiempo, ayudar a los miembros de nuestro equipo a sentirse conectados entre sí y con la cultura de la empresa de 6 AM”.

Te puede interesar:   Consejos para periodistas que trabajan con datos, según Tim Harford

Teniendo en cuenta esos valores, desarrollaron un programa para nuevos empleados que destacaba por ser:

  • Exhaustivo. Profundizaron en cada valor, discutiendo la definición oficial de 6 AM junto con las definiciones personales y experiencias del trabajo y la vida.
  • Eficiente. El programa se imparte a nuevos empleados dentro del primer mes de contratación y las reuniones son seis veces durante seis semanas, de una hora de duración.
  • Conectivo. Los mentores y los aprendices se unen para crear sinergia.
  • Orgánico. Si bien el valor del día impulsaba la discusión, existía flexibilidad en cuanto a cómo se enmarcaba ese valor, creando un flujo de conversación entre mentores y aprendices y aprovechando las experiencias únicas que cada miembro del equipo llevaba a la mesa.
  • Dinámico. Más allá de hablar sobre cada valor, las actividades opcionales ofrecían oportunidades adicionales para la creatividad y el juego dentro de las reuniones.

A medida que el programa ha ido creciendo, los aprendices, armados con lo que aprendieron y con su propia riqueza acumulada de experiencias, han comenzado a tomar posiciones como mentores, y poco a poco irán formando parte del equipo que transmite los valores a los nuevos empleados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here