Uno de los periódicos locales de Alsacia (Francia)

La caída de la publicidad que afecta a la industria de los medios por el impacto del coronavirus puede tener un efecto aún más devastador en los pequeños medios locales e hiperlocales, que carecen del músculo financiero suficiente para soportar una situación de escasos ingresos, cuando no nulos, y mantener las estructuras actuales, por pequeñas que sean, incluyendo salarios a los periodistas locales que están cubriendo la pandemia.

La crisis, además, viene sobre otra, la iniciada en los últimos años de la década pasada, que ya borró del mapa muchos otros periódicos de proximidad. 

Muchos periódicos locales se han quedado ya apenas sin ingresos y los editores están recurriendo a fondos propios o a que entren algunos nuevos socios para poder mantener a flote el proyecto, pero con la sensación de que apenas podrán aguantar unas semanas más.

Aunque la crisis afecta a todos, los periódicos locales en muchas ocasiones no tienen acceso a los grandes anunciantes, aquellos que siguen manteniendo cierto presupuesto en estos momentos, y al cerrarse prácticamente todos los comercios locales de cuya publicidad vivían, los ingresos son casi nulos. Tampoco tienen detrás grupos inversores que puedan apoyarles en momentos como éste ni, en muchos casos, han llegado a implementar muros de pago, por lo que la situación se agrava sobremanera.

En Reino Unido, cincuenta y tres editores respondieron esta semana a la encuesta de la Public Interest News Foundation sobre el impacto del coronavirus en medios locales.

El 94% dijo que creía que la pandemia tendría un impacto devastador en su organización, el 80% además no tiene un seguro que cubra la situación actual y el 65% no cree que el Gobierno esté haciendo lo suficiente para ayudar.

Reino Unido: la mayor parte de los medios dice que cerrará en unas semanas

ICNN, que representa a 108 editores hiperlocales del Reino Unido, advirtió en una carta abierta que “la mayoría” de sus miembros van a cerrar en las próximas semanas si no se recibe ayuda del Gobierno.

La directora del ICNN, Emma Meese, dijo que el número de sus miembros en riesgo de cierre es en realidad aún mayor que el 75 por ciento que refleja la encuesta.

En declaraciones a  Press Gazette, Meese indicaba: “La semana pasada [la publicidad] desapareció en los primeros días. Casi todo se ha ido. Ha sido terrible, ni siquiera sé cuál es la palabra adecuada para reseñar algo que es más que grave, pero ahí es donde estamos ”.

En Australia, los periódicos regionales están también dejando de imprimirse o de publicarse online y han despedido personal. Uno de los periódicos cerrados es el Sunraysia Daily, el único periódico diario de Mildura, ciudad de estado de Victoria. La publicidad suponía el 70% de los ingresos del periódico, y en apenas unas semanas ha desaparecido completamente. Así, comentan, no pueden seguir adelante.

En España, lo mismo

Medios locales españoles consultados por Laboratorio de Periodismo indican que la situación es “límite”, y con el temor de que “las ayudas que dicen que van a llegar por parte del gobierno se olviden de nosotros, y se centren en los grandes editores. Todos estamos sufriendo. Nosotros no podemos competir por audiencia con los grandes medios, ni tenemos acceso a los grandes anunciantes: si las medidas van a ayudas por audiencia o como ya se está comentando, con ayudas a las empresas para que se desgraven el 30% de la inversión en publicidad, no nos va a llegar casi nada. En las ciudades medianas no hay grandes empresas que destinen grandes presupuestos. Hay que valorar la función social del periodismo de proximidad en estos momentos. Sólo pedimos que no se nos olvide. Todos estamos sufriendo, grandes y pequeños, pero que las ayudas sean para todos por favor, y que el criterio sea también la función social y no sólo numérico, de audiencias”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here