Varias imágenes creadas por la IA de Dall-E a partir de la frase "social media killed journalism".

Algunos medios de comunicación vienen aprovechando ya, unos en mayor medida que otros, la inteligencia artificial para mejorar sus resultados, bien sea en suscripciones, audiencia, tasa de cancelación, o incluso para lanzar artículos automatizados y liberar así a los periodistas de tareas poco creativas.

Si hace apenas unos días destacábamos cómo el algoritmo del Frankfurter Allgemeine predice con gran exactitud los clicks y suscripciones que tendrá una noticia, ahora algunas webs informativas han empezado a experimentar con una herramienta que se ha popularizado mucho y que permite generar imágenes usando inteligencia artificial.

Se trata de Dall-E, aunque hay otras parecidas que cumplen prácticamente la misma función. Dall-E es un programa de inteligencia artificial que crea imágenes a partir de descripciones textuales.

Puede crear imágenes de objetos realistas, así como objetos que no existen en la realidad Su nombre es un acrónimo de WALL·E y Salvador Dalí.  Tal como explicaban en Xataka, «el funcionamiento de la IA es el siguiente: tú le escribes algo que quieres ver, y el primer paso es analizar las palabras que hay en la petición que le has escrito. Luego, la IA busca esas palabras en Internet y busca las imágenes asociadas a ellas, así como los rasgos distintivos que hacen que esa imagen sea la definición de la palabra».

La inteligencia artificial crea una composición con fragmentos de esas imágenes que ha buscado, e intenta que el resultado sea lo más realista posible.

¿Para qué pueden usarlas los medios de comunicación? Por ejemplo, para ilustrar artículos de opinión o reportajes no vinculados a hechos estrictamente noticiosos, ya que las palabras pueden traducirse a imágenes y ser fieles al espíritu del texto, sin renunciar a una gran dosis de originalidad. Sólo hay que definir bien de manera textual qué tipo de imagen se quiere, y la inteligencia artificial lo genera.

Aún tiene que mejorar mucho

Aunque su uso ya puede ser aceptable, es verdad que aún tiene que mejorar mucho, ya que algunas imágenes son impublicables, con distorsiones y extrañas representaciones.

También sirve (o servirá) para sustituir fotografías de recurso procedentes de bancos de imágenes.

Existe una versión de esta herramienta abierta al público en general, llamada Dall-E Mini.

Las posibilidades que ofrece según Pau Garcia-Milà

Precisamente hace unos días, el emprendedor y comunicador Pau Garcia-Milà (cofundador de eyeOS, Ideafoster y Founderz), destacaba en un hilo en Twitter las posibilidades que se abren para los medios de comunicación.

Según Garcia-Milà, este nuevo uso es relevante «porque muestra un cambio de tendencia. Los grandes medios con estas tecnologías pueden conseguir imágenes que ilustren EXACTAMENTE lo que tienen en mente cuando quieren acompañar gráficamente un artículo, a la vez que ahorran una cantidad considerable de dinero si lo comparamos con pagar una suscripción a alguna web de imágenes de stock o pagar derechos de fotos concretas».

Estos cambios, recogía Garcia-Milà, «plantean un reto que llevo algunas semanas explicando para las personas que viven de vender imágenes a bancos de fotos ya que en pocos meses pueden ver como su negocio cambia por completo. Creo que, incluso, me atrevo a vaticinar que algunos medios en breve empezarán a «presumir» de no usar estas tecnologías, como si fueran el diablo. «Aquí no usamos inteligencia artificial» o «trabajo hecho 100% por humanos» o cosas así. Personalmente esto último creo que no tiene ningún sentido ya que implica demonizar una tecnología que de por sí no hace nada malo, pero que fuerza un cambio radical en un sector super establecido».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí