Los comentarios a este artículo dieron pie a otro sobre lo que sentía la gente sobre la separación de sus seres queridos

Hubo una época, coincidiendo con las luchas por obtener páginas vistas a cualquier precio, en que los comentarios eran una parte estratégica en los proyectos de los medios de comunicación, sobre todo en lo que atañe a cómo fomentarlos. Casi todas las noticias podían comentarse, y el margen permitido era muy amplio. Pero debido al gallinero en que se habían transformado casi todos ellos, convirtiéndose en reducto de haters y anónimos insultantes, se fueron cerrando las noticias abiertas a comentarios.

Con la llegada de los modelos de suscripción, muchos medios recuperaron el interés por los comentarios a las noticias, pero en muchos casos sólo para suscriptores. Más allá de la parte de debate que puede tener esta decisión -la elección no se basa en criterios de calidad, sino que sólo quien paga puede comentar-, lo cierto es que los comentarios han vuelto a ser del interés de los lectores, y de los medios. Una muestra de ello es que uno de cada diez suscriptores del New York Times lee los comentarios a las noticias de manera rutinaria y el 80% de los comentarios están escritos por suscriptores.

Según desvelaba este fin de semana en un artículo la responsable de Comunidad del periódico neoyorquino, Sona Patel, “parte de nuestra misión en The Times es ayudar a las personas a comprender el mundo. Nuestros comentaristas nos ayudan a alcanzar este objetivo. Los comentarios son una de las características más utilizadas del sitio web y la aplicación del Times, y más del 80 por ciento están escritos por suscriptores”.

Te puede interesar:   Ocho consejos para que los medios acaben de salir de la crisis causada por el coronavirus

“Nuestras secciones de comentarios -agrega Sona- brindan una salida para participar en el debate y la discusión en un espacio totalmente moderado, y ofrecen a los lectores la oportunidad de escuchar a otras personas que tienen experiencias únicas relacionadas con el artículo“.

Pero, además de ello, los comentarios están sirviendo al New York Times a hacer un mejor periodismo.

Comentarios como origen de nuevos artículos

Además de que los comentarios de calidad ayudan a los lectores a comprender el mundo, también juegan un papel importante en la configuración de las noticias e informes y, por tanto, a hacer un mejor periodismo. En un artículo reciente sobre los cierres de fronteras de Estados Unidos con países europeos, decenas de comentaristas lamentaron la separación de sus seres queridos, sin saber cuándo se reunirían. Un comentarista, Kevin, de Alemania, escribió esto sobre su pareja: “Está vacunada. Estoy vacunado ¿Qué más podemos hacer? Quiero abrazarla por fin”. Los comentarios en esta línea se multiplicaron.

Los efusivos comentarios llevaron al periodista Nicholas Casey a escribir hace unos días (desde Madrid) una historia de seguimiento subrayando cómo la prohibición, para algunas familias europeas, había agravado uno de los dolores más profundos de la pandemia: la separación en sí.

Te puede interesar:   TikTok: los niños quedan expuestos a información falsa sobre la COVID-19 nada más registrarse
Artículo que nació de los comentarios de los lectores sobre la separación debido al cierre de fronteras aéreas

Amplificar las voces de los comentarios, principal estrategia para fomentar la participación

Pero ¿cómo se fomenta que los lectores hagan comentarios, y que estos sean de calidad? Respuesta: amplificando su voz.

“Uno de los primeros pasos hacia la construcción de una comunidad sólida y comprometida es reconocer sus contribuciones y amplificar las voces de los lectores“, señala Sona. Y que los comentaristas vean que sus contribuciones son destacadas por el periódico en artículos o como punto de partida, es un aliciente no sólo para que haya más comentarios, sino para que estos sean de calidad.

Otro ejemplo: poco después de que Andrew M. Cuomo dimitiera como gobernador de Nueva York, los comentaristas se apresuraron a comentar su dramática caída. Las reacciones fueron mixtas. Algunos hablaron sobre la necesidad de que haya más mujeres en posiciones de poder. Otros elogiaron su tiempo en el cargo, particularmente durante la primera ola devastadora de la pandemia en Nueva York.

“Le pedí permiso a un puñado de comentaristas -señala Sona- para resaltar sus palabras en nuestra página de inicio y trabajé con nuestros diseñadores para mostrar los comentarios de manera prominente. Destacar algunas de estas reacciones personales complementó nuestro informe y llevó a otros lectores a unirse a la conversación”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here