Lionel Barber, el editor que ha llevado las riendas de Financial Times en los últimos 14 años, deja definitivamente el cargo, pero en el último día al frente del periódico económico británico ha analizado qué se va a encontrar la industria de medios en el corto y medio plazo, y algunos de los retos que debe afrontar.

En una entrevista con la editora de opinión adjunta del FT, Miranda Green, Barber señala que la industria de los medios va a sufrir muchos más cambios y que hay “muchas disrupciones por venir. Acabamos de empezar, en mi opinión”.

Barber indicó que el teléfono móvil había cambiado la vida de todos, y también la de los medios de comunicación, pero que si el teléfono ha sido importante, “esperemos a ver qué son capaces de hacer los ordenadores más potentes con el aprendizaje automático y la inteligencia artificial”.

Barber incidió en que, en todo caso, “es un poco hombre versus máquinas, y los periodistas tenemos que recuperar el control”.

Según el ya ex editor del Financial Times, no obstante, hay tareas que no podrán hacer las máquinas ni la IA en el mundo del periodismo: “Los periodistas … la mente humana no puede ser replicada. Creo que el juicio es enormemente importante en los medios actuales. Ahí está todo lo que sucede con la desinformación y realmente, al final, importa en qué se puede confiar. En el FT nos esforzamos mucho para que siga siendo el centro de autoridad, un lugar donde se puedan leer noticias precisas y confiables. Y creo que eso requiere juicio: juicio de selección de contenido, juicio humano. La inteligencia artificial y el aprendizaje automático pueden ayudarnos a clasificar un poco y priorizar, pero creo que debe haber límites”.

No obstante, sí hay áreas en las que la automatización y la inteligencia artificial van a ayudar al periodismo, a juicio de Barber. De hecho, Financial Times ha trabajado mucho en el uso de datos en el periodismo, lo que ha permitido cubrir la información financiera con más detalle y en parte, ha marcado la diferencia del Financial Times con respecto a otros medios.

 

“Ahora sabemos mucho más sobre nuestra audiencia”

“Creo que ha sido una influencia muy positiva, porque ahora sabemos mucho más sobre nuestra audiencia que nunca. Sabemos lo que están leyendo, lo que les interesa, lo que comparten. Anteriormente, en la era de los periódicos impresos, la forma en que se mantenía ese contacto con los lectores era por lo que ponía la página de cartas al director o cuando se recibía una llamada telefónica de alguien que estaba enojado o complacido. Y obviamente, estamos en una escala completamente diferente. Eso ha sido muy importante para FT, ya que ahora hemos aumentado nuestra audiencia global a casi 1,1 millones de lectores que pagan.

 

El peligro de intimar demasiado con las fuentes

Barber también se refirió al peligro que acecha a los periodistas de entretejer con los políticos y otras fuerzas sociales o económicas una relación estrecha que impida ser objetivo: “Siempre he considerado que tienes que estar cerca, lo suficientemente cerca como para ver el blanco de los ojos [de las fuentes], pero luego hay que despegarse y escribir desde una ligera distancia. Obviamente, cuanto más íntima es la relación, más peligrosa es. (…).”

“El acceso -índica Barber- siempre tiene que ser para un propósito. (…) Quiero decir, creo que a veces me preocupa un poco si estamos demasiado cerca. Obviamente somos un periódico de negocios. Queremos escribir sobre personas reales y cuando digo personas reales, estoy hablando de que es bueno tener acceso a los miembros de la junta y a los CEO, personas que ejercen el poder. Pero también necesitamos hablar con otras personas involucradas, como los inversores, contables, etcétera. Así que debe haber múltiples fuentes. Es la forma de lidiar con el problema de acceso”.

 

Periodismo de soluciones

Barber también abordó la necesidad de ofrecer soluciones desde el periodismo, para temas como el Brexit. “Creo que en el futuro debemos ofrecer soluciones. Necesitamos explicar cómo tal vez el mundo ha cambiado un poco después del Brexit, o después de la elección de Trump (…) pero también proporcionar soluciones a los problemas y no solo mirar hacia atrás. Creo que eso es importante para un periódico como el FT”.

La entrevista completa (vídeo) puede verse en Financial Times

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here