Wired, la popular revista mensual estadounidense, que opera en internet a diario en wired.com, y que se ha enfocado tradicionalmente en el mundo de la tecnología y el impacto que causa sobre la sociedad, especialmente en lo que afecta a la cultura, a la educación, a la economía y a la política, acaba de anunciar que se reinventa.

Sin renunciar a su ADN, la publicación ampliará su perímetro de contenidos y su enfoque actual, al entender que la interrelación entre todos los ámbitos sociales es cada vez mayor y necesita de una respuesta informativa distinta.

Según relata el director general de todas las ediciones de Wired, Gideon Lichfield, básicamente, Wired ha tratado siempre de responder a la pregunta de qué se necesita para construir un futuro mejor: «Existimos para inspirar a las personas que quieren construir ese futuro, pero no lo hacemos pensando acerca de lo grandioso que será el futuro, ni con lamentos horribles sobre lo mal que se pueden poner las cosas, sino con una mirada imparcial y lúcida sobre lo que se necesitaría para enfrentar los severos desafíos que enfrentan».

Te puede interesar:   Magaly Matos: “Esperamos que los talentos ‘Despega’ aseguren la continuidad del negocio mediante un liderazgo humano, adaptativo y visionario” 

«Está más claro hoy que nunca que son las personas las que crean cambios»

Para Lichfield, aunque «la tecnología juega un papel protagónico en todos estos temas, lo que está más claro hoy que nunca es que son las personas las que crean cambios, tanto buenos como malos. No se pueden explicar los impactos de la tecnología en el mundo sin comprender profundamente los motivos, incentivos y limitaciones de las personas que la construyen y usan. Y no puedes esperar cambiar el mundo para mejor a menos que puedas aprender de los logros y los errores que han cometido otras personas».

A partir de ahora, por tanto, el enfoque de Wired no será la tecnología per se, sino «desafíos como el cambio climático, la atención médica, la seguridad global, el futuro de la democracia, el futuro de la economía y la vertiginosa velocidad del cambio cultural a medida que nuestros mundos online y no online se mezclan y remezclan».

Te puede interesar:   Los objetivos de The Wall Street Journal para 2022: más vídeos, más pódcast, más datos y nuevas áreas temáticas

Según Lichfield, Wired debe contar historias sobre los problemas más grandes del mundo, el papel que juega la tecnología en ellos, ya sea para bien o para mal, y las personas que intentan resolverlos.

En los próximos meses, Wired empezará a centrarse «más claramente en torno a esos desafíos globales fundamentales: el clima, la salud, etc. Debido a que estos problemas son globales, también debería verse una gama más internacional de historias: uno de los cambios menos obvios pero muy importantes es que estamos fusionando las ediciones de Wired para EE. UU. y el Reino Unido, anteriormente dos publicaciones completamente separadas, en un sitio único, wired.com. Seguiremos publicando dos ediciones impresas separadas, aunque compartirán muchas historias. Nuestras salas de redacción de EE. UU. y el Reino Unido ya funcionan como una sola».

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here