Captura de pantalla de la portada de Here is Oregon, ayer al mediodía.

El cansancio de muchos lectores con el importante volumen de noticias negativas que pueblan a diario los periódicos, unas veces de manera justificada, y otras por una inercia de considerar que lo negativo capta mucho más el interés de los usuarios, unido al impacto que genera una dura realidad como la de la pandemia, ha llevado a algunos editores a experimentar con secciones específicas de noticias positivas.

Otros han creado newsletters con temas inspiracionales, pero hasta ahora no había noticias de un medio de comunicación que trate de abordar el día a día poniendo foco en las noticias positivas, y menos con una potente empresa editora detrás.

Es lo que acaba de hacer The Oregonian Media Group, editora de The Oregonian, un periódico con casi 175 años de historia y de los más destacados de Oregon, que ha lanzado Here is Oregon, un periódico digital que prima las noticias positivas o, al menos, no abusa de las negativas como forma de atraer a los lectores.

Según recoge el semanario Willamette Week, (fundado en 1974 y primero en conseguir un Pulitzer por un reportaje online), desde hace unas semanas Here is Oregon, publicado en un sitio web independiente al de The Oregonian (que opera en el dominio OregonLive.com) y con trabajos desarrollados desde la edición impresa de The Oregonian, está proporcionando a los lectores de Oregon «una versión de la realidad libre de muertes violentas y disputas políticas. Los lectores llegan a un sitio web libre de la pandemia, tiroteos e historias sobre personas sin hogar».

Te puede interesar:   Cambio climático: por qué el Instituto Reuters lo define como un “reto” para los medios, y 7 plataformas que orientan cómo cubrirlo 

«Se trata -indican desde el semanal- de una ruptura dramática con el retrato terrible, y generalmente exacto, de la ciudad que The Oregonian presenta regularmente a los lectores».

«La gente quiere un descanso de la fatalidad y la tristeza».

«Ha dado en el blanco, tanto si la gente lo reconoce o no como algo diferente al contenido tradicional de The Oregonian«, dice Therese Bottomly, editora y vicepresidenta de contenido. «La gente quiere un descanso de la fatalidad y la tristeza».

La iniciativa de lanzar este medio en el que no se abusa de las malas noticias partió de dos ejecutivos de Oregonian Media Group con estrechos vínculos con Portland Business Alliance, la cámara de comercio de la ciudad. La directora de comunicaciones de Portland Business Alliance envió un correo electrónico a los ejecutivos de las organizaciones de medios locales para preguntarles cómo podían contar historias positivas sobre Portland.

Oregonian Media Group analizó la forma de responder a esta pregunta sin comprometer la marca informativa ya establecida, y empezaron a dar los pasos que acabaron con la puesta en marcha de hereisoregon.com, que recopila historias de The Oregonian, de otros periódicos asociados de todo el estado y contenido de patrocinadores.

Te puede interesar:   Magaly Matos: “Esperamos que los talentos ‘Despega’ aseguren la continuidad del negocio mediante un liderazgo humano, adaptativo y visionario” 

De momento, la acogida es buena. George Rede, un ex editor de Oregon que ha impartido cursos de medios en la Universidad Estatal de Portland, dice que Here is Oregon no daña al periodismo. “No veo nada que me dé una sensación de inquietud acerca de hacia dónde se dirige esto”, dice Rede. “Responde al deseo del público de encontrar algún alivio de lo que ven como una corriente de sólo noticias negativas. Hay cínicos que quieran cuestionar eso, y esa es su prerrogativa, pero espero que con el tiempo esto resulte en una victoria para los lectores y la redacción».

Comercialmente, además, los anunciantes han expresado interés en un sitio de noticias positivas, aunque desde la editora niegan que la iniciativa forme parte de una campaña empresarial e institucional para mejorar la reputación de Portland. “No es una campaña empresarial”, dice. «Es un lugar donde esperamos que las personas encuentren un momento para sonreír y recordar por qué siguen comprometidos con este lugar».

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here