Sipa/Ouest-France y Groupe Rossel, el grupo editor de 20 Minutos en Francia, está realizando una prueba piloto para tratar de encontrar una nueva vía de ingresos y, al mismo tiempo, una nueva forma de relacionarse con su audiencia. Lanzará una revista impresa gratuita que se financiará, o esa es la intención, con la venta de tokens no fungibles o NFT

El martes y miércoles pasado, 999 NFT que representan máquinas de escribir únicas salieron a la venta en la plataforma Ethereum. Si los fondos recaudados son suficientes, el próximo 16 de junio saldrá a la luz, con 400.000 ejemplares en las calles de las principales ciudades de Francia, el primer número de 20 Mint, una revista impresa gratuita dedicada a la web 3.0, el blockchain, etc.

En asociación con el estudio Capsule Corp. Labs, 20 Minutos es el primer medio francés en utilizar esta tecnología para lanzar un proyecto de esta envergadura.

«El papel tiene virtudes insospechadas. Nos permitirá llegar a personas que no conocen estas tecnologías»

En una entrevista en La Revue des Médias, el responsable del proyecto, Laurent Bainier , explica que quieren publicar la revista en papel, «porque el problema de lo digital es que los artículos van dirigidos principalmente a quien los solicita. Gran parte del tráfico proviene de los motores de búsqueda, otro del filtrado social. El papel tiene virtudes insospechadas. Nos permitirá llegar a personas que no conocen estas tecnologías. También queremos unir a las personas que ya lo conocen para crear una comunidad alrededor del proyecto».

La editorial ofrece comprar por 0,0999 eth, o unos 280 euros, una tarjeta de miembro que tiene la forma de una pequeña máquina de escribir NFT. Un modelo de suscripción que financia al periódico y mantiene un valor como posesión para el suscriptor. Salvando las distancias, como si un periódico lanzara una colección de grabados numerados, y la compra de uno de esos grabados ya permite ser suscriptor, al tiempo que la persona que lo ha comprado puede obtener incluso beneficios a futuro revendiendo el grabado.

El coste de este NFT permitirá financiar el lanzamiento de la revista, que después también ingresará dinero con la venta de publicidad.

«Por lo tanto -explica Bainier- ponemos a la venta 999 NFT de esta forma. En definitiva, confiamos el proyecto a los que saben para los que no les importa. Si hay un gran entusiasmo, eventualmente podríamos generar toda una gama de productos editoriales en torno a la Web 3.0. La idea es reunir a personas que nos aporten ideas y nos ayuden a modernizar el periódico llevándolo a la Web 3.0″.

El modelo es el de Bored Ape Yacht Club, pero en una versión más convencional.

«Los NFT estarán muy presentes en la economía de los medios»

Según Bainier, los NFT van a formar parte del modelo de negocio de los medios de comunicación antes o después: «Los NFT estarán muy presentes en la economía de los medios. Tener herramientas para interactuar con tu comunidad y delegar autoridad ha sido un sueño de todos durante mucho tiempo. La transparencia es buena en todas las áreas. No hay demasiadas dudas de que es algo que se nos pedirá cada vez más. También nos detendremos en cuestiones relacionadas con el consentimiento y la gestión de datos personales para los medios de comunicación y la publicidad. Hemos visto con las medidas de GDPR que este es un tema prometedor. Lo que permite la lógica transaccional del «blockchain», el hecho de conectar con tu wallet y decidir muy activamente qué hacer con sus datos es revolucionario. Podremos pensar en métodos para tomar la menor cantidad de datos posible. Es un cambio de paradigma. Hace tiempo que conozco editores que, por el contrario, nos animaban constantemente a montar archivos para recuperar la mayor cantidad de datos posible de nuestros discos. Por todas estas razones, la Web 3.0 está destinada a revolucionar los medios».

Más información:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí