No es suficiente con crear contenido. Es necesario adoptar una mentalidad empresarial. Foto de Jenny Ueberberg en Unsplash

La puesta en marcha de modelos de contenidos basados en la economía de la pasión, es decir, newsletter, pódcast, webs individuales de nicho, centrados en algo en lo que una persona es muy especialista o siente especial pasión por ello, choca de lleno con la realidad: los ingresos tardan en llegar, al menos en la cantidad suficiente como para poder vivir de ello. Y, además, las suscripciones no están entre las principales fuentes de ingresos.

Pero ¿cuánto tiempo debe pasar como mínimo, trabajando a tiempo completo, para poder vivir de ese trabajo basado en la economía de la pasión? Una macroencuesta realizada por Tilt a 1.400 creadores de contenido da respuesta a la pregunta: 26 meses para que los ingresos nos permitan vivir de ello. 

Según el estudio 2021 Content Entrepreneur Benchmark Research, un negocio de contenidos tarda nueve meses en ganar su primer dólar. A los 18 meses ya permite contratar ayuda por primera vez, pero no es hasta los 26 meses, es decir, más de dos años, cuando los ingresos permiten vivir a una persona.

 

Simon Owens, un destacado creador de contenidos que ha comentado la encuesta, asegura que los resultados que recoge el trabajo “son ciertos, tanto por mi propia experiencia personal como por lo que he escuchado de otros creadores”.

 

Estas son algunas de las principales conclusiones del estudio:

Mejores formas de hacer crecer la audiencia

Aparte de las redes sociales, la mejor forma de hacer crecer la audiencia es a través de la optimización en buscadores (SEO), seguido del uso de hashtags relacionados con el tipo de contenido que se crea. Otras formas que ayudan a crecer son los acuerdos con otros creadores de contenidos, anuncios en redes sociales, y eventos en lo que habla el creador de los contenidos.

Te puede interesar:   Las cinco áreas clave en el gran plan de expansión de The Washington Post

Beneficios percibidos de ser un emprendedor de la creación de contenidos

La independencia que otorga este tipo de trabajo y poder seguir la pasión que uno tiene, plasmándolo en un producto informativo, son los dos principales beneficios percibidos entre los 1.400 creadores de contenidos entrevistados. La flexibilidad horaria y disfrutar de las horas de trabajo son otros aspectos a tener en cuenta a la hora de fijarse en el salario emocional de este tipo de trabajo.

 

Canales que más beneficios generan

A la hora de lograr ingresos con esos contenidos, el canal que más beneficios genera son los cursos online o talleres en una plataforma propia, seguido de dinero conseguido con publicidad y contenidos patrocinados, y los ingresos provenientes de marketing de afiliación. Los ingresos por suscripciones no están entre las primeras fuentes de monetización.

Los creadores más exitosos son los que tienen entre 40 y 50 años

Aunque muchas veces este tipo de negocio de contenidos se asocia con la imagen de jóvenes youtubers o streamers, la realidad es que la franja de edad con más productores de contenidos exitosos es la que va de los 40 a los 50 años.

Te puede interesar:   Las suscripciones de pago sólo para la sección de deportes empiezan a tomar cuerpo

Según se señala en la página de presentación del estudio, “los emprendedores de contenido no son quienes crees que son. Elimina la imagen de estrellas virales de YouTube o TikTok menores de 30 años. La cohorte más grande y económicamente más exitosa del estudio fue la Generación X (40%), que ahora tiene entre 40 y 50 años”.

Perseguir la pasión no es suficiente: hay que adoptar una mentalidad empresarial

Los autores del trabajo recuerdan también que perseguir la pasión limitándose a crear contenido no es suficiente. Tres de cada cuatro emprendedores en la creación de contenido dicen que se metieron en el negocio para perseguir su pasión. Sin embargo, solo el 30% del tiempo de un emprendedor de contenido se dedica a crear contenido. “Sabiendo eso -indican los autores del trabajo- esto es lo que debe hacer: Adopte una mentalidad empresarial. Adéntrese en todos los aspectos comerciales como marketing, ventas, gestión de proyectos y finanzas desde el principio”.

Además, “no intente hacer todo usted mismo. No es abogado ni contable Es mejor invertir ahora para los expertos que pagar más tarde porque no los tenía. Busque recursos expertos que comprendan el mundo de un emprendedor. Francamente, en la medida de lo posible, subcontrate todo lo que no le gusta hacer o en lo que no es bueno”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here