Captura de pantalla de comentarios a una noticia en El País, ayer a última hora de la tarde.

El necesario contrapeso que obligatoriamente deben liderar los medios de comunicación de calidad con respecto a las redes sociales no se limita sólo al “fact checking” o a ofrecer noticias contrastadas ante los bulos que circulan por las plataformas sociales o de mensajería.

En ese camino para fortalecerse ante muchos nuevos lectores como las fuentes de información confiable que en general han asumido en la etapa de aislamiento y lucha contra el Covid-19 también hay otros hitos que debían afrontarse y uno de ellos es acabar con los basureros de insultos que en muchas ocasiones se convierten los comentarios a las noticias.

El paso adelante en la apuesta por las suscripciones de pago obliga a dejar atrás prácticas que sólo podían defenderse desde un punto de vista de monetización de grandes audiencias: los comentarios en las noticias, cuanto más polémicos y descabellados, más páginas vistas generaban, con el consiguiente beneficio publicitario.

Era -son- contenidos que además salen gratis al medio: el comentarista los realiza de manera gratuita, y el periódico logra páginas vistas y dinero, aunque pierde en credibilidad e imagen. Restringirlos para que sólo los registrados pudieran comentar significaba renunciar a un buen puñado de páginas vistas por cada noticia.

Pero algo va cambiando. La primera medida de varios medios importantes españoles ha sido acabar, en primer lugar, con los comentarios en abierto. Ni en el País, desde hace unos días, ni en eldiario.es, en breve, podrán comentar noticias quienes no sean suscriptores. Esta medida aplica ya un filtro importante, porque, sobre el papel, las personas que comenten están pagando una suscripción anual o mensual y dejan fuera en gran parte a los que van a las noticias para insultar, amenazar, atacar falsamente, denostar o directamente mentir. El País, desde el día 1 de mayo, coincidiendo con la entrada en vigor del muro de pago, ya no permite que las noticias puedan comentarlas quienes no estén suscritos.

El País: “Queremos construir una comunidad crítica y constructiva libre de toxicidad”

El propio periódico indica que con esta medida tratan de “construir una comunidad crítica y constructiva libre de toxicidad”. En los primeros días del muro de pago, los comentarios han bajado considerablemente, y son menores los que sólo buscaban insultar o enconar a la gente, aunque aún debe crearse una cultura de participación de más valor.

Pero el periódico que ha dado un paso más ha sido, o será, el diario.es, que acaba de anunciar que, aparte de cerrar también los comentarios a quienes no estén suscritos, en uno o dos meses no permitirá que haya comentarios anónimos, sino que aparecerán con el verdadero nombre y apellido de los socios que realicen el comentario.

Una petición de los lectores de eldiario.es: que no se permitan apodos

En realidad ha sido una petición de sus propios lectores. La pasada semana el periódico  pidió a sus suscriptores que participaran en una votación vinculante sobre dos cambios en los comentarios ante los problemas que estaban detectando en sus foros, y que son comunes a casi todos los medios: acoso a los participantes, insultos, ataques organizados de bots… “Una versión en pequeño de los mismos problemas que están sufriendo las redes sociales en todo el mundo, agravados por la polarización que ha provocado la pandemia del coronavirus”, apunta su director, Ignacio Escolar.

En total, han votado 16.623 personas –alrededor de un tercio del total de suscriptores-, y pel resultado no ha dejado lugar a dudas: el 78% de los que han votado reclaman que los comentarios no sean anónimos (con seudónimo), sino que deben estar firmados con el nombre real del autor o autora.

El cambio no tendrá efecto retroactivo, por lo que las personas que hayan firmado con seudónimo no verán sus nombres aparecer de repente en los antiguos comentarios. El periódico hará unos cambios para que los nombres reales no sean indexados por los buscadores.

Pero estas decisiones hacen que la participación se regule al final por una cuestión de poder adquisitivo

Escolar explica que de esta decisión de que sólo puedan comentar los suscriptores, le preocupa que se limite por cuestiones de renta el acceso a la participación. Pero adelanta que, dentro de unos meses, eldiario.es pondrá en marcha un nuevo modelo de cuotas reducidas “para que las personas con menos recursos –parados, estudiantes, familias con pocos ingresos y dependientes a su cargo…– puedan ser socios de eldiario.es a un precio menor. Y, por tanto, poder participar en los comentarios”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here