Las personas más dispuestas a pagar por las noticias son aquellas que perciben que con esa acción refuerzan su identidad social; esto es, que consiguen con ello mantener y promover su estatus social entre sus compañeros, según una investigación de la facultad de Periodismo de la Universidad Estatal de Michigan.

El estudio realizado por la estudiante de doctorado Weiyue Chen y la profesora Esther Thorson se centró en comprender no sólo el tipo de contenido que impulsa las suscripciones, sino también las motivaciones sociales y sociales para suscribirse.

Weiyue Chen
Esther Thorson

Chen y Thorson encuestaron a más de 400 personas en los Estados Unidos. Sus respuestas confirmaron lo que se descubrió en estudios anteriores: la gente está dispuesta a pagar por noticias de alta calidad. Según los participantes de la encuesta, las noticias por las que vale la pena pagar cubren temas diversos e importantes, ofrecen análisis en profundidad, son oportunas y precisas, citan múltiples fuentes y están bien escritas.

La encuesta de Chen y Thorson exploró otras motivaciones que las personas tienen para suscribirse a las noticias. Los investigadores preguntaron a los participantes si consumen noticias para mantenerse al día sobre temas actuales, entretenerse, promover el crecimiento personal y ayudarlos a tomar decisiones.

Te puede interesar:   Verticales para nuevos hábitos y nuevas generaciones: el ejemplo de Screentime

Ninguna de estas motivaciones, sin embargo, estaba ligada a la disposición de una persona a pagar por las noticias. Pero cuando Chen y Thorson preguntaron a los participantes si consumían noticias para encajar socialmente, descubrieron que esta motivación, relacionada con la identidad social de una persona, estaba vinculada al deseo de pagar por ellas

De hecho, explican en American Press Institute, que cita el estudio, Chen y Thorsen etiquetaron la conexión que las personas sienten entre las noticias y sus identidades sociales como “el hallazgo más importante” de su artículo. Para medir esta motivación social, se preguntó a los participantes del estudio cuánto estaban de acuerdo con las declaraciones de que las noticias que consumen “definen” y “promueven” su membresía en los grupos a los que pertenecen.

Los resultados mostraron una relación fuerte y estadísticamente significativa entre el acuerdo de una persona con estas declaraciones y su suscripción a periódicos nacionales, periódicos locales y periódicos en general, así como ediciones impresas y digitales, y suscripciones solo digitales. De hecho, la conexión social era una razón más importante para suscribirse que la calidad de las noticias o los hábitos de noticias preexistentes de las personas. Chen y Thorson concluyeron que:

“Si las personas tienden a pagar por noticias que solo respaldan su identidad, entonces los medios de comunicación partidistas podrían prosperar mientras que los medios más imparciales sufren”

“Una prensa libre e imparcial”, escribieron los investigadores, “no debería apoyar identidades sociales particulares”.

Te puede interesar:   Dos claves fundamentales para que los medios funcionen, según el ex CTO del New York Times

Finalmente, los investigadores repararon en otro hallazgo sorprendente, si no alarmante: la disposición a pagar por las noticias no estaba vinculada a las percepciones del periodismo como elemento clave en una democracia. “Hay una brecha”, señalaron los investigadores, “entre cómo el público valora la prensa y cómo [periodistas y académicos] la ven”. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here