Google y la Société des Droits Voisins de la Presse (DVP) han culminado un acuerdo que puede representar un cambio paradigmático en las relaciones con la prensa francesa, ya establece nuevos estándares en la compensación por “derechos vecinos” del derecho de autor.

Este nuevo convenio amplía a 350 el número de publicaciones francesas que recibirán remuneración por la reutilización de su contenido en plataformas digitales, un paso significativo teniendo en cuenta las tensiones previas y las regulaciones establecidas desde 2019 por la Comisión Europea en este ámbito.

En declaraciones a Le Monde, Pierre Louette, director general del grupo Les Echos-Le Parisien y presidente de APIG, manifestaba que este acuerdo “marca el reconocimiento efectivo de los derechos conexos de los editores de prensa y el inicio de su remuneración por parte de las plataformas digitales por el uso de sus publicaciones en línea”.

Un compromiso en evolución

Este acuerdo se enmarca en una estrategia más amplia de Google en Francia, donde la empresa de tecnología ha suscrito más de 2.600 acuerdos con editores de prensa europeos desde que se crearon los “derechos vecinos” en 2019. Más de 1.050 títulos de prensa franceses, abarcando medios nacionales, regionales y locales, se beneficiarán ahora de este nuevo marco.

El nuevo pacto llega dos años después de que Google fuera sancionado con una multa de 500 millones de euros por la Autorité de la Concurrence de Francia por no haber negociado de “buena fe” con los editores franceses. El acuerdo actual no solo marca un punto de inflexión hacia una relación más cooperativa y armoniosa entre las partes, según Google y los editores franceses, sino que también podría servir como referencia para futuros acuerdos en otras jurisdicciones, especialmente en un momento en que la forma en que las plataformas digitales remuneran a los productores de contenido está bajo escrutinio regulatorio y público.

Te puede interesar:   Axel Springer España lanza el portal HobbyCine

Este marco de colaboración ha sido respaldado por entidades como DVP y la Alliance pour la Presse d’Information Générale (Apig).

El acuerdo no afecta a toda la prensa

Este acuerdo marco, de tres años de duración, sin embargo, no cubre toda la prensa escrita francesa, en particular las agencias de prensa, incluida la AFP, que se encuentran todavía en plenas negociaciones con Google, mientras que las negociaciones con la Unión de editores de revistas de prensa (SEPM) y el grupo americano no han fructificado hasta ahora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí