Quiosco con periódicos en Australia

El coronavirus ha causado un grave impacto en numerosas industrias, entre ellas la de los medios. En el sector, aunque mayoritariamente se reclama un fondo económico y otras iniciativas para que los medios puedan recuperarse dado el servicio que prestan en la sociedad, hay también quienes no están del todo de acuerdo, y en cierta parte de los lectores existe el temor de que la independencia se vea reducida. ¿Qué están haciendo en otros países? 

Ayer se conoció que Australia ha salido al rescate de sus medios de comunicación regionales: más de 100 editores de periódicos regionales y emisoras de toda Australia podrán obtener apoyo económico a través de un fondo del gobierno federal destinado a ayudar a los medios a lidiar con las caídas “catastróficas” en los ingresos por publicidad, publicaba The Guardian.

Pero hay una línea  de ayuda que ha llamado la atención: se ha destinado una partida específica para que los medios que han dejado de publicar la edición impresa la saquen de nuevo a la calle. Si no se cumple esta máxima, la editora debe devolver los fondos. Las ayudas llegan en un momento en que numerosos periódicos locales se han dejado de imprimir.

Te puede interesar:   Newspack potencia la creación de newsletter para que los medios mejoren la conexión con las audiencias

El gobierno australiano comenzó a contactar a los medios solicitantes el domingo para informarles que habían sido elegidos para una parte de los 50 millones de dólares en fondos durante los próximos 12 meses.

El centenar de medios que accederán a las ayudas incluyen 92 editoras de periódicos, 13 emisoras de radio y cinco emisoras de televisión. Algunas empresas con radio o televisión, además de prensa, han logrado entrar en dos modalidades.

El desglose de la financiación por sector es de 20 millones para televisión, 18 millones para periódicos y 12 millones para radio.

El ministro de comunicaciones, Paul Fletcher, dijo que el gobierno estaba brindando apoyo “específico y de tiempo limitado” para ayudar a la provisión continua de noticias e información de calidad a las comunidades en toda Australia.

En un comunicado hecho público el lunes, comentó que las editoras de medios regionales se enfrentaban a circunstancias sin precedentes, con el Covid-19 “desencadenando caídas catastróficas en los ingresos por publicidad, que han llevado a muchos periódicos a suspender sus operaciones y amenaza la sostenibilidad de los medios de radiodifusión regionales”.

Te puede interesar:   Así es Noted, la revista con la que The Wall Street Journal quiere acercarse a los jóvenes

Periódicos regionales: “la sangre vital que conecta comunidades”

Fletcher describió los periódicos locales como “la sangre vital” de muchos pueblos que conectan comunidades y mantienen a las personas informadas. Dijo que los solicitantes que han resultado seleccionados para la ayuda usarían también los fondos para una variedad de actividades que incluyen salarios del personal, capacitación y actualizaciones tecnológicas. La mayoría de las editoras elegidas operan pequeñas y medianas empresas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here