Oficina central del Scottish Daily Record & Sunday Mail, en Glasgow, propiedad de Reach

Una de las pruebas de que muchos de los hábitos que ha traído consigo la pandemia van a quedarse, también en el mundo de los medios de comunicación, es que las redacciones, probablemente, ya no serán lo que han sido tradicionalmente hasta antes de que se extendiera el COVID-19 y llegaran los confinamientos.

Aunque son muchas las ventajas que aportaban para los periodistas (y también, lógicamente, inconvenientes), la crisis que vive la industria de los medios, que obliga a mirar hasta el último euro, y el hecho de que, en líneas generales, el teletrabajo no ha supuesto un gran menoscabo para la calidad informativa, han llevado a algunas empresas de medios a apostar por la reducción del tamaño de las redacciones y la potenciación del trabajo en remoto, con nuevos flujos de trabajo diario.

Un ejemplo de ello es el anuncio de Reach, la editora propietaria de numerosos periódicos británicos, como el Mirror, el Express o el Daily Star, y cientos de periódicos regionales en el Reino Unido e Irlanda, que comunicará a las tres cuartas partes de su personal que ya no se espera que vuelvan a la oficina a tiempo completo.

El anuncio implica el cierre de docenas de redacciones en ciudades medianas, y los redactores trabajarán permanentemente desde su casa, aunque tendrán la opción de trasladarse a la ciudad principal más cercana si quieren seguir trabajando en una redacción de la empresa, anuncia The Guardian.

Como resultado de los cambios, periódicos regionales históricos como Derby Telegraph, Cambridge News, Stoke’s Sentinel y Leicester Mercury ya no tendrán sus propias oficinas.

 

Críticas de los trabajadores: peores condiciones y reducción del impacto local

La medida no está siendo bien recibida en general en las redacciones. Los trabajadores ya está expresando su preocupación porque, sobre todo aquellos redactores que tienen menor capacidad adquisitiva, tendrán que trabajar permanentemente en alojamientos domésticos estrechos, mientras que en las redacciones esto no influía.

Te puede interesar:   Siete preguntas para ayudar a los medios locales a recuperarse

Además, consideran que el cierre de redacciones en las ciudades tiene un impacto importante en el prestigio local.

Pero después de un año con las redacción trabajando desde casa, la empresa editora está convencido de que puede seguir adelante con los cambios y ahorrar costes al finalizar algunos contratos de arrendamiento de oficinas comerciales en las que están ahora muchas de sus redacciones.

 

Reducción a la mitad de la sede principal en Canary Wharf

Reach también reducirá a la mitad el tamaño de su sede principal en Canary Wharf en Londres, lo que significa que muchos periodistas de sus periódicos nacionales ya no estarán allí y trabajarán iguamente desde sus casas.

También cerrará la antigua oficina de Daily Express en el centro de Londres. A los periodistas locales se les ha prometido “actividades sociales preorganizadas” para asegurarse de que aún puedan ver a sus colegas en persona, añade The Guardian.

La decisión ha tomado también como referencia una encuesta interna de la empresa en la que la mayoría del personal sentía que no necesitaban estar en una oficina para hacer su trabajo.

Según un portavoz de Reach citado por The Guardian, “realizamos una encuesta a todos los trabajadores, que desveló que la mayoría consideraba que el trabajo desde casa se adaptaba a sus necesidades. En el futuro, los colegas estarán en el hogar o trabajarán principalmente desde casa, y en la oficina quedará una cuarta parte de la plantilla, trabajando desde uno de nuestros 15 centros en todo el país”.

Periódicos que siguen apostando por las redacciones como elemento clave en la formación de periodistas

La decisión de Reach no va a ser seguida por otros periódicos, que consideran valioso el trabajo en la redacción, desde un punto de vista laboral y de formación de periodistas, y una forma, además, de no permitir que las diferencias sociales o económicas se muestren también en el trabajo, ya que las condiciones en remoto son muy distintas de unos a otros.

Te puede interesar:   Una investigación concluye que las secciones de opinión con más contenido local atenúan la polarización política

The Guardian es uno de los periódicos que se ha comprometido a que los redactores tengan siempre la redacción a su disposición. El Mail Online también seguirá esa línea de apostar por las redacciones como nexo de unión y trabajo.

 

Un estudio de KMPG considera que la tendencia al teletrabajo está ya en claro retroceso debido a dos razones

Pese al anuncio de Reach, un estudio de KPMG considera que la tendencia al teletrabajo está ya en retroceso, informa The Independent.

La encuesta a medio millar de ejecutivos británicos revela que sólo una quinta parte (17%) de los 500 ejecutivos encuestados piensa aún en reducir el tamaño de su espacio de oficina, cuando en agosto pasado era el 69 por ciento de los encuestados los que buscaban reducir el tamaño de las oficinas y apostar por el teletrabajo.

Son dos las razones de peso en este cambio de tendencia:

  1. La preocupación por la protección de datos. Esto fue citado como una de las principales preocupaciones por uno de cada cinco de los participantes.
  2. La demanda de los trabajadores de disponer de, al menos, cierto acceso a las oficinas. Esto es particularmente notable en el caso de los empleados más jóvenes, que pueden sentir la falta de interacción social con mayor intensidad y que son los que más necesitan la capacitación y tutoría que ha sido difícil de proporcionar durante el encierro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here