La Alianza de la prensa de información general (APIG), organismo formado por los tres sindicatos profesionales de la Prensa Diaria Nacional, Regional y Departamental francesa, así como la Unión de la Prensa Regional Semanal, que agrupa a más de 300 periódicos galos, ha reclamado al gobierno francés una ayuda para apoyar al sector, cuyos resultados empeoran año tras año.

El documento, que ha sido presentado en público tras  haber sido entregado a los ministros de economía y cultura, propone una serie de medidas destinadas a “garantizar la sostenibilidad” del sector, “cuya rentabilidad se acabará de desmoronar dentro de los próximos cinco años”, dijo Jean-Michel Baylet, presidente de APIG y CEO del grupo La Depeche. Ante la disminución combinada de sus ventas en quiosco y sus ingresos por publicidad, los miembros de la Alianza esperan una pérdida de 300 a 400 millones de euros desde ahora hasta 2023, recoge Le Monde.

Si bien la mayoría de los periódicos están ya comprometidos con la transformación digital, “el soporte en papel todavía representa el 80% de la facturación y aproximadamente el 45% de los costes”, señala el informe.

Te puede interesar:   Proyecto Boomerang: así fidelizó The Wall Street Journal a los nuevos suscriptores llegados por la pandemia

Una de las medidas solicitadas es la introducción de un IVA cero para las empresas de la prensa general, lo que les ahorraría 45 millones de euros al año

La APIG reclama también a las autoridades públicas que se recalifique la distribución de periódicos y sea entendido como servicio personal, como un envío normal más, y por tanto las ayudas que está recibiendo ahora el servicio de correos francés (La Poste), vayan a parar a los periódicos. En total, la Poste recibe unos 80 millones de euros anuales de subvención por la distribución de los periódicos para suscriptores.

Dinero para financiar el coste social de la reducción de empleos en rotativas

Con el fin de reducir los costes de las plantas de impresión, destinadas a ser cada vez menos utilizadas, los editores también solicitan una ayuda de 14 millones de euros al año durante cinco años para “financiar el coste social de su reestructuración”.

El coste de todas las medidas solicitadas por la prensa se estima en 169 millones de euros por año durante los próximos cinco años, y después de 150 millones de euros.

Pérdida de ingresos por publicidad.

La disminución en la distribución de los periódicos impresos en Francia, al igual que en los otros países, ha estado acompañada durante varios años por una caída en los ingresos por publicidad. A pesar de la explosión de la audiencia digital, los ingresos de la publicidad digital no pueden cubrir la pérdida de ingresos en papel.

Según un estudio de la consultora BearingPoint para el Ministerio de Cultura y el Consejo Superior de Audiovisuales, los ingresos netos de publicidad en la prensa impresa han disminuido en Francia en un 71% desde la década pasada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here