Maqueta de la portada del día siguiente. Imagen: La Vanguardia

La Vanguardia organizó un evento exclusivo en el auditorio del CosmoCaixa, donde mostró a unos 300 de sus 150.000 suscriptores, seleccionados por sorteo, cómo se construye de verdad la portada del día siguiente, de la mano del director, Jordi Juan, y su equipo.

Durante el acto, cada responsable de sección presentó su “menú” con los temas que serían publicados al día siguiente o colgados en la web. Esta primera ronda es crucial, pues se exponen las propuestas de noticias, comparándolo con una subasta de “pescado fresco”. Una vez presentados todos los temas, Jordi Juan y su equipo directivo se centraron en el proceso de selección para la portada.

El proceso de elección de la portada implica una rigurosa selección entre cuarenta fotografías y más de cincuenta temas. De estos, solo media docena se escogen para la portada, marcando el criterio y dando un sello propio a la actualidad. Este ejercicio es fundamental para definir la identidad y la relevancia del contenido diario de un periódico, en este caso La Vanguardia.

Jordi Juan, director de La Vanguardia. Imagen: La Vanguardia

Durante la reunión, Miquel Molina, director adjunto, destacó la importancia de la elección de las imágenes y los temas. Al comentar una serie de fotos que había ese día sobre un simulacro de ataque terrorista durante la Copa del América, Molina advirtió: “Como demos esta fotografía en portada, dirán que llamamos al mal tiempo”. Esta serie fue finalmente descartada.

Te puede interesar:   Martin Baron considera que la IA ayudará al periodismo pero que los redactores deben mantener altos estándares éticos

Lluís Uría, subdirector y excorresponsal en París, defendió las fotos de un Macron en momentos difíciles, coincidiendo con la conmemoración del llamamiento del general De Gaulle a la resistencia. Su propuesta recibió un “Ten points” de aprobación.

Sin embargo, no siempre es posible encontrar la imagen adecuada para cada noticia, como se evidenció cuando Jordi Juan preguntó por fotografías de los fiscales del Supremo y el jefe de Fotografía, Cervera, respondió que no había ninguna disponible.

Al final en la portada mandaron los fiscales, pero sin foto. No todos los días son apartados cuatro de ellos… Además Josep Rull “ya ha salido en la portada de hoy”, observa Lola García para descartar una foto de la ronda de contactos del presidente del Parlament.

Un momento del evento. Imagen: La Vanguardia

Para la segunda página, Enric Sierra, director adjunto, destacó una fotografía de Mbappé con la nariz aplastada, generando murmullos de aprobación del auditorio. La elección de los “semáforos” también fue un momento clave del proceso.

Viktor Orbán fue señalado debido a su semestre de presidencia de la UE, con su lema “Hagamos Europa grande de nuevo”, considerado un desplante poco original por los editores.

Laura Sagnier, suscriptora y autora de obras sobre feminismo, expresó al final del evento: “Me ha gustado la valentía al elegir los temas. Y a partir de hoy voy a darle más valor a la portada”. Su amiga, Asun Borrego, también suscriptora de La Vanguardia, comentó que habría sido interesante incluir más temas internacionales en la selección del día.

Te puede interesar:   Digital News Report 2024 (España): calidad periodística y pluralidad, claves para la confianza informativa en la era de la inteligencia artificial

 

Más información:

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí