El pasado jueves fallecía en Estados Unidos Jim Lehrer, uno de los periodistas y presentadores de televisión estadounidense que durante toda su vida se negó a aceptar ofertas de medios en los que el periodismo se convierte en espectáculo. “Tengo una visión anticuada de que las noticias no son una mercancía”, dijo. “Las noticias son información que se requiere en una sociedad democrática … Eso suena cursi, pero no me importa si suena cursi o no. Es la verdad”.

Si se le acusaba de no crear situaciones tensas o presionar a los entrevistados para ganar audiencia, respondía: “Si alguien quiere entretenerse, que vaya al circo”. 

Jason Kottke, editor de uno de los blogs más antiguos que hay (1998), ex asesor de Buzzfeed y cuyo trabajo ha aparecido en numerosos medios como The New Yorker, recordaba estos días las 16 reglas que Jim Lehrer explicó en un informe del Instituto Aspen, en 1997 y que, pese a los años transcurridos, muchos medios de comunicación actuales deberían tener en cuenta. Unos años después, en el discurso de graduación en Harvard en 2006, Kottke redujo la lista inicial a nueve

Te puede interesar:   La cobertura de la pandemia en Twitter: periodistas argentinos aprovechan la confianza de la audiencia en los médicos, científicos y autoridades sanitarias

Las 16 reglas son estas. En negrita, las 9 a las que finalmente redujo la lista en 2007:

  1. No hagas nada que no puedas defender
  2. No distorsiones, mientas, inclines la información hacia un lado o exageres
  3. No falsifiques hechos ni inventes citas.
  4. Cubre, escribe y presenta cada historia con el cuidado que tendrías si la historia fuera sobre ti mismo
  5. Supón que hay al menos otro lado o versión para cada historia.
  6. Supón que el espectador es una persona tan inteligente, cariñosa y buena como tú.
  7. Asume lo mismo sobre todas las personas sobre las que informas.
  8. Asume que todos son inocentes hasta que se demuestra lo contrario.
  9. Asume que las vidas personales son un asunto privado hasta que un giro legítimo en la historia ordene lo contrario.
  10. Separa cuidadosamente la opinión y el análisis de las noticias y etiquétalas claramente como tales.
  11. No use fuentes anónimas o citas a ciegas, excepto en ocasiones raras y monumentales. Nunca se debe permitir que nadie ataque a otro de forma anónima.
  12. No transmitas malas palabras o el resultado final de la violencia a menos que sea una parte integral y necesaria de la historia y / o crucial para entenderla.
  13. Debes reconocer que la objetividad puede ser imposible pero la justicia nunca lo es.
  14. Los periodistas que sean imprudentes con los hechos y la reputación deben ser disciplinados por sus empleadores.
  15. Mis espectadores tienen derecho a saber qué principios guían mi trabajo y el proceso que utilizo en su práctica.
  16. No estoy en el negocio del entretenimiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here