Portada de la guía

Headlines Network ha publicado una guía titulada “Promoting mental health in the media”, diseñada específicamente para ayudar a reconocer y tratar el agotamiento profesional, también conocido como “burnout”, en el entorno del periodismo y las redacciones. El manual cuenta con el apoyo de la organización benéfica en salud mental Mind, y ofrece una perspectiva detallada de los signos de advertencia, los síntomas y las estrategias para mitigar los efectos devastadores que este fenómeno puede tener en el ámbito periodístico.

La guía combina conocimientos prácticos de profesionales del medio con aportaciones clínicas y personales de aquellos que han sufrido de agotamiento profesional. Andrew Berrie, Jefe de Bienestar en el Trabajo de Mind, define el “burnout” como una serie de experiencias causadas por el estrés laboral prolongado e inmanejable. Esto puede manifestarse en una variedad de síntomas, que van desde el cansancio y la desmotivación hasta sentirse distante o negativo acerca del trabajo.

Periodistas y líderes de salas de redacción como James Scurry, productor de televisión de Sky News y psicoterapeuta, y Kari Cobham, directora de becas en The 19th, aportan sus experiencias personales sobre cómo este tipo de agotamiento afecta tanto al individuo como a su entorno laboral. Según Phil Chetwynd, director de noticias globales de Agence France-Presse, los signos del agotamiento profesional incluyen una sensación de sobreexigencia y agotamiento, que no se limita solo al entorno laboral, sino que afecta a todos los aspectos de la vida del individuo.

Te puede interesar:   Expansión lanza aplicación móvil con nuevas funcionalidades para inversores

Dhruti Shah, periodista freelance, y Hannah Storm, directora de la Fundación Ethical Journalism Network, subrayan que el agotamiento profesional es un problema complejo que no solo afecta al individuo, sino que también tiene un efecto dominó en su entorno laboral y, por ende, en la calidad del periodismo que se produce. Andrew Berrie indica que los costos de presentismo y absentismo son evidentes, afectando la concentración de los periodistas y la calidad del trabajo publicado.

La Organización Mundial de la Salud ya ha catalogado el “burnout” como un fenómeno laboral, lo que debería contribuir a desestigmatizar esta condición en un sector como el periodismo, donde las presiones son significativas. La guía llama la atención sobre la responsabilidad legal de los empleadores de proteger a sus trabajadores del estrés laboral, poniendo en marcha evaluaciones de riesgo y actuando en consecuencia.

Más información:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí