Redacción del Washington Post Foto: © PrimDiscovery

Publicar menos contenidos, pero de más calidad y profundidad es uno de los cambios que los periódicos deben afrontar cuanto antes, tal como han venido reiterando periodistas y analistas en los últimos tiempos. La saturación de publicaciones iguales, que no aportan valor diferencial, impide crear lealtad en las audiencias.

El nuevo libro de Weber

Aparte de este cambio, hay otros que, al menos, deben tenerse en cuenta, y los señala el consultor alemán Konrad Weber, en su nuevo libro, en el que analiza precisamente las tendencias sociales que vienen y su impacto en la industria de los medios.

Estos son los ocho cambios que debe afrontar la industria de los medios, según Konrad Weber:

1Menos es más

Lograr más con menos ya se ha convertido en un gran desafío en los últimos meses. Los usuarios tienen menos tiempo libre, están más cansados de la información, y necesitan que los medios aporten valor añadido. Varios informes de tendencias llegan a la misma conclusión: las empresas de medios deberían ofrecer menos, pero hacer que el valor agregado para los usuarios sea aún más visible y, en el mejor de los casos, indispensable. Esto afecta al contenido y a la publicidad, pero también es un llamamiento a la simplicidad de las características del producto y las opciones de pago que se ofrecen.

2Contenido creado con inteligencia artificial

El lanzamiento de ChatGPT a fines de noviembre de 2022 tuvo un gran impacto. De repente, las posibilidades de la inteligencia artificial parecían estar al alcance de todos de la noche a la mañana. Una simple pregunta es suficiente para explicar la física cuántica al estilo de Shakespeare, para leer conjuntos de datos confusos o para desarrollar código complejo.

Incluso si el verdadero potencial solo se puede adivinar, algunos observadores lo ven como el comienzo de una revolución de la IA. Esto afectará al trabajo basado en el conocimiento de la misma manera que las máquinas mecánicas cambiaron fundamentalmente el trabajo de las fábricas en el siglo XVIII, sostiene Weber.

Y agrega: «Esto puede no suceder en 2023. Sin embargo, es importante comprender que los puntos de inflexión social no se han producido tanto por la invención de tecnologías revolucionarias como por su aplicación generalizada. Y para ello vale la pena empezar a pensar ahora en posibles límites morales».

Te puede interesar:   Profesionales de los medios muestran su preocupación por la "TikTokificación" de las noticias y la posible trivialización de temas importantes

3Déjate encontrar, en lugar de buscar para siempre

Cuando Google presentó el pasado verano un estudio sobre las preferencias de búsqueda de sus usuarios, los resultados sorprendieron a más de uno: alrededor del 40% de los usuarios más jóvenes no utilizan Google Maps o la Búsqueda de Google cuando buscan un lugar para comer, sino que se inspiran en el contenido de TikTok o Instagram.

El vídeo social se está convirtiendo cada vez más -recuerda Weber- en el lugar donde comienza la búsqueda, «o incluso más aún: la inspiración se encuentra sin siquiera saber que la estabas buscando. En este contexto, Google anunció que tiene la intención de hacer que la búsqueda sea más visual e interactiva en el futuro».

Otros proveedores seguirán su ejemplo, lo que a su vez también afectará la capacidad de encontrar el contenido de los medios. «Porque el enfoque ya no es solo que los usuarios encuentren sus respuestas rápidamente, sino que con la misma frecuencia quieren ser sorprendidos e inesperadamente complacidos», asevera el autor del libro.

4Desvincularse de plataformas de terceros y crear una comunidad propia

Aunque algunos informes de tendencias (nuevamente) prevén el fin de las redes sociales para 2023, señala Weber, «la realidad es diferente: muchas editoras de medios continúan beneficiándose del tráfico de las redes sociales. Sin embargo, no es ningún secreto: 2023 será el año en el que muchas empresas de medios intentarán actualizar sus estrategias para retener a los usuarios lejos de las plataformas de terceros. Es importante encontrar respuestas concretas al dominio de las plataformas existentes y formar nuevas alianzas».

Según Weber, los medios de comunicación deben desarrollar una estrategia de audiencia holística dentro y fuera de las plataformas. «La respuesta a esto es simple y compleja al mismo tiempo: cualquiera que pueda construir comunidades sólidas en torno a su propia oferta será aún más independiente de las plataformas que dominan el mercado. Algunas compañías de medios ya han entendido esto y ahora están vendiendo acceso a la comunidad exclusiva en lugar de sólo contenido premium».

5Nuevos productos, paquetes y suscripciones

Cualquiera que piense en el futuro con la Tendencia 1 sabe que tiene que recurrir a la tendencia 5: solo aquellos que se enfocan en lo que ofrecen pueden encontrar un lugar propio ante la avalancha de contenido. Por lo tanto, hay que aplicar (una vez más) el dicho: «Haz lo mejor que sabes hacer y enlaza el resto», explica Weber.

Te puede interesar:   Seis retos que debe abordar el periodismo en 2023

A diferencia de 2007, las empresas de medios «ahora deben considerar seriamente lanzar nuevos paquetes y abrir vías de cooperación. Cada vez son más los usuarios que quieren una plataforma todo en uno para el consumo de contenidos. Al mismo tiempo, los usuarios están pensando cada vez más en reducir sus suscripciones a los medios. Ambos factores se volverán aún más pronunciados en 2023″.

Sin embargo, el enfoque, la agrupación y el desarrollo de nuevas ofertas solo pueden tener éxito si hay claridad sobre la cartera propia y las necesidades del mercado y del uso.

6Desarrollo del personal: respuestas necesarias a la escasez de trabajadores calificados

La «Gran Resignación» y la «Renuncia Silenciosa» dieron forma al 2022. También hubo mucha discusión sobre la escasez de trabajadores cualificados. «Esto también nos preocupará en 2023 e incluso se convertirá en la nueva realidad: para 2030 solo en Alemania, se jubilarán 5 millones de trabajadores más de los que ingresarán al mercado laboral», recuerda Weber.

Cada vez más personas prestan atención a para quién trabajan y dónde gastan su dinero. Al mismo tiempo, se discute la semana de 4 días, la jornada laboral reducida y el trabajo. «Esto deja claro que las empresas están bajo una inmensa presión para cambiar en el nuevo año. Si desea contratar y mantener empleados valiosos, debe invertir en el desarrollo del personal y la cultura corporativa», sostiene Weber.

En 2023, esto incluye sobre todo poner foco en la seguridad psicológica de los empleados y la creación de métodos de trabajo que sean accesibles para todos, añade Weber.

7Fatiga por la transformación y el cambio constante

Los medios de comunicación deberían ser aún más eficientes, incluso más rápidos y ágiles. Pero al mismo tiempo, un número cada vez mayor de empleados afirma en las encuestas que sufren de «fatiga de cambio». Si bien el 74% de los empleados estaba dispuesto a cambiar su propio comportamiento laboral para apoyar el cambio organizacional en 2016, este número se redujo al 38% para 2022.

Te puede interesar:   Diez aprendizajes sobre suscripciones a medios del The Media Subscriptions Town Hall

Los últimos tres años marcados por la pandemia aún están demasiado arraigados en la gente, según sostiene Weber. «El resultado: un número creciente de casos de agotamiento, así como frustración y apatía entre los empleados, lo que a su vez conduce a una menor participación y productividad. Según la OMS, se estima que cada año se pierden 12 mil millones de días de trabajo en todo el mundo debido a la depresión y la ansiedad».

¿Qué hacer al respecto?, se pregunta Weber.  «Detener todos los procesos de cambio por el momento no parece ser una solución factible. Más bien, se debe elegir un enfoque participativo y paso a paso. La clave para un cambio exitoso radica en encontrar el equilibrio adecuado entre objetivos transparentes y medidas cotidianas basadas en la experiencia personal».

8Cero neto: predicar con el ejemplo

La crisis climática y las acciones activistas han sido objeto de fuertes debates en los últimos meses. A diferencia del año pasado, varios informes de tendencias ven 2023 como el año de la innovación real y sostenible, según Weber. «Esta es la única forma en que la industria de los medios y la publicidad puede contribuir a reducir las emisiones de CO2″, indica.

Por lo tanto, en 2023, las empresas «deberán centrarse aún más en cómo pueden ofrecer productos y servicios más eficientes energéticamente o incluso hacer que todo el proceso de producción sea más neutral para el clima. A diferencia de otros sectores, los requisitos previos para alcanzar el cero neto en el sector de los medios y las comunicaciones son buenos: según los análisis de Deloitte Insights, las empresas de tecnología tienen un 13% más de probabilidades que las empresas de otros sectores de alcanzar emisiones netas cero para 2030″.

«Pero el desafío en 2023 no será solo producir productos con menores emisiones y desarrollar nuevas ofertas relacionadas con temas climáticos, sino también hacerlos apetecibles para los usuarios que hasta ahora han tenido poco interés en el tema», concluye Weber.

Más información:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí