La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha reiterado su petición a las autoridades para que el reparto de publicidad institucional se base fundamentalmente en la audiencia objetiva de los medios. Esta reclamación surge como respuesta a una carta enviada por CTXT, Infolibre, El Salto, La Marea y Carne Cruda, quienes denunciaron un uso arbitrario de la publicidad institucional por parte del Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad de Madrid.

Los medios firmantes instan a la FAPE a demandar un reparto justo de publicidad y respeto a la libertad de prensa y pluralidad de opinión. Alegan que, a pesar de tener una considerable trayectoria y audiencia, no han recibido inserciones publicitarias de las citadas administraciones en los últimos cuatro años.

La FAPE recordó que ya se había aprobado una resolución en este sentido durante su última Asamblea General celebrada en abril. Según la resolución, la audiencia objetiva debería ser el criterio principal para el reparto publicitario.

Además, insta a las autoridades a no considerar en el reparto de ayudas a las empresas periodísticas que hayan sido condenadas por difusión de mentiras o informaciones falsas. Asimismo, demanda que haya una clara distinción entre información elaborada por profesionales y propaganda institucional.

La situación se produce en un contexto de crisis económica, en el que la publicidad institucional se ha convertido en una fuente esencial de ingresos para muchos medios de comunicación. La FAPE insiste en que la publicidad institucional debe ser repartida de manera justa, transparente y con criterios objetivos para garantizar la pluralidad, vital para una democracia funcional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí