La desinformación se expande en Twitter, según el estudio del Consejo Superior del Audiovisual. Foto: © Rafapress / Brasil

Facebook, en cuanto a percepción social, es la red social en la que más rápido y con más viralidad se propagan las fake news, junto con plataformas como Whatsapp y otras mensajerías. Pero según una investigación del Consejo Superior del Audiovisual (CSA) de Francia (descargar estudio en PDF), en Twitter se está dando una explosión de desinformación más que preocupante.

Según recoge Les Echos, las principales conclusiones del informe son que “la información falsa se comparte ampliamente en Twitter y no siempre se corrige, y que el 20% de los suscriptores de cuentas que difunden desinformación no se suscriben a ninguna cuenta confiable”.

Para realizar la investigación, la autoridad reguladora audiovisual francesa utilizó la clasificación Decodex del diario “Le Monde” para clasificar las cuentas poco fiables (es decir, que difunden regularmente información falsa) o dudosas. El regulador trabajó así en 50 cuentas de este tipo, entre las que se encuentran Russia Today, Current values, Dieudosphere, TV Libertés, Boulevard Voltaire, Antipresse y otras,

Según la investigación, el número de suscriptores de cuentas dudosas o poco fiables (en total casi 2.204.966, incluidas 412.931 para las de mayor riesgo) es casi 37 veces menor que las cuentas consideradas fiables (81.163.034 suscriptores). Sin embargo, los suscriptores de cuentas que difunden desinformación son muy activos en Twitter.

Te puede interesar:   Gabriela Oliván: “Conocer las tendencias tecnológicas, la inteligencia colectiva y la colaboración son claves para el periodismo del futuro” 

“Hay un promedio de 18 a 20 re-tweets por tweet enviado por una cuenta considerada poco confiable o cuestionable, en comparación con 14 emitidos por cuentas consideradas confiables. Los mensajes son muy virales”, observa Sébastien Lecou, ​​jefe del departamento de competencia y prospectiva del departamento de investigación de CSA.

La información real no elimina la información falsa

En cuanto a la segunda conclusión principal, casi el 20% de los suscriptores de cuentas no fiables, el 20% de unos 413.000, por lo tanto, no se suscribe a ninguna de las llamadas cuentas fiables. En otras palabras, uno de cada cinco usuarios de Internet (siguiendo al menos una cuenta que difunde desinformación) no necesariamente sigue una cuenta confiable de manera regular y, por lo tanto, no se beneficia al menos de los datos verificados en la red social.

“Esperábamos que esta cifra fuera mayor. No revela un fenómeno de cámara de eco. Sin embargo, puede sugerir cierta desconfianza frente a los medios tradicionales ”, apunta Christophe Cousin, director de estudios, asuntos económicos y prospectiva del CSA. El estudio también observa una fuerte correlación entre las cuentas que alimentan la conspiración y las cuentas de infoxicación.

La investigación del CSA analizó una decena de fake news (sobre el coronavirus, Greta Thunberg, un episodio de contaminación, etc.). Por ejemplo, de más de 90.000 tweets relacionados con el agua contaminada en un municipio francés (Rouen) tras un incendio más del 95% eran desinformación, y solo menos del 4% información verificada.

Te puede interesar:   Google crea un fondo de ayudas para proyectos periodísticos que luchen contra la desinformación sobre vacunas

“Para los temas con mayor volumen de tweets, predomina la información falsa. Y el estudio de la línea de tiempo muestra que, contrariamente a lo que se hubiera esperado, la información real no expulsa a la falsa. Algunos sujetos mueren incluso antes de que se dé la verdad”, subraya del CSA. Asimismo, en varios temas, la información “falsa” tiene mucha más visibilidad que la información real.

Más información:

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here