Web de Novaya Gazeta Europe

Periodistas y editores que han tenido que huir de Rusia para poder realizar su trabajo, ante las amenazas del Kremlin y las penas de prisión por no ajustarse a la doctrina oficial del presidente Vladimir Putin y su gabinete, han publicado desde Letonia, con la colaboración de una editorial local, un número especial impreso de la revista Novaya Gazeta, uno de los principales medios libres de Rusia, que tuvo que cerrar por las presiones que recibió.

Aunque este número especial llamado Novaya Gazeta Europe surgió como un único especial, los promotores están ya considerando la idea de que se publique semanalmente. La web de la revista, que también se ha trasladado a Letonia, informa a diario, en ediciones en ruso e inglés.

Novaya Gazeta suspendió la publicación en Rusia por la presión de las autoridades. El editor en jefe y ganador del Premio Nobel de la Paz, Dmitry Muratov, fue asaltado en un tren nocturno en Rusia el 7 de abril y sufrió heridas en los ojos debido a un ataque con pintura. Ese mismo día, periodistas independientes rusos en el exilio fundaron «Novaya Gazeta Europa», que es legalmente independiente de la oficina editorial en Moscú, y hace unos días se lanzó este número especial impreso.

El editor en jefe Kirill Martynov, en el artículo principal de la primera edición impresa, señala: «Queremos escribir la verdad sobre la guerra y hacer todo lo que esté a nuestro alcance para detenerla».

La edición impresa apareció antes del 9 de mayo, cuando Rusia celebra tradicionalmente la victoria soviética sobre la Alemania de Hitler con un desfile militar. Sin embargo, esta no es una edición especial única. «Si a nuestros lectores les gusta lo que hacemos y si nos apoyan, consideraremos publicar una edición impresa semanal de Novaya Gazeta», dijo Martynov.

La oficina editorial de Novaya Gazeta Europa, en donde se realiza la web y se ha elaborado este primer número impreso, es la capital de Letonia, Riga. La web fue bloqueada de inmediato en Rusia, señala el periódico austríaco Der Standard. 

Deutsche Welle también trasladó su estudio de Moscú a Letonia tras el cierre ordenado por el gobierno ruso. Allí, como en Estonia, hay una gran minoría de habla rusa. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí