La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha emitido un comunicado con motivo de la festividad de San Francisco de Sales, patrón de los periodistas, en el que denuncia los ataques al libre ejercicio del periodismo y las prácticas antidemocráticas que afectan a la profesión. En el contexto de las próximas citas electorales en distintas partes del mundo, la FAPE alerta sobre el peligro creciente de la desinformación.

La federación subraya que la desinformación es una amenaza que vulnera los códigos deontológicos y debilita las democracias. Desde la FAPE se considera que luchar contra esta lacra es un desafío y una oportunidad para los periodistas, quienes deben armarse con la veracidad de los hechos, el rigor y la ética periodística. En palabras de la organización, “la mejor fórmula para recuperar la confianza de la ciudadanía y derrotar a los adalides de la demagogia y la intoxicación es la apuesta firme por los principios que rigen nuestra profesión”.

La FAPE hace hincapié en la importancia de la prensa como muro de contención contra los bulos y las mentiras, enfatizando que la independencia y el control crítico de los poderes por parte de los medios es esencial para que el periodismo cumpla con su misión de servicio público. La federación rechaza también la divulgación de discursos de odio, exacerbados por la polarización política, y contribuidos, según señalan, por medios y figuras que se hacen pasar por periodistas.

Te puede interesar:   "Mente crítica": Almería acerca el periodismo a las aulas de secundaria

El comunicado también incluye una denuncia sobre los ataques al libre ejercicio del periodismo, exigiendo el fin de prácticas como los señalamientos a periodistas, el acoso online, la exclusión de medios de convocatorias, las ruedas de prensa sin preguntas, entre otras restricciones. Estas acciones, según la FAPE, atentan contra la pluralidad de medios e impiden garantizar el derecho constitucional a una información veraz y rigurosa.

Otro punto de énfasis en el comunicado es la importancia de la alfabetización mediática como herramienta para combatir las noticias falsas. La FAPE aboga por la inclusión de la educomunicación en la Educación Secundaria Obligatoria, destacando el papel de la Inteligencia Artificial en la propagación de desinformación y la necesidad de un control adecuado sobre esta tecnología.

La situación laboral de los periodistas también es objeto de preocupación para la FAPE, que denuncia la precariedad laboral en el sector y demanda mejoras en las condiciones laborales y salariales. La federación enfatiza que una redacción fuerte y bien respaldada es crucial para un periodismo de calidad.

Finalmente, la FAPE recuerda que el ejercicio del periodismo debe regirse por criterios profesionales y que cualquier vulneración de derechos en una información puede ser llevada a los tribunales. La Federación pone a disposición la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo para cualquier irregularidad por parte de profesionales o medios de comunicación.

Te puede interesar:   Henneo impulsa un proyecto para optimizar la eficiencia en sus plantas de impresión

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí