El grupo editorial Axel Springer ha perdido, de momento, la batalla legal que inició contra los adblockers, los bloqueadores de anuncios que se instalan en los navegadores e impiden que se muestre una gran parte de la publicidad digital tradicional (display, popups, etc.).

El Tribunal Regional de Hamburgo ha desestimado la nueva demanda presentada por el grupo editorial contra la empresa con sede en Colonia Eyeo, desarrolladora del conocido bloqueador de anuncios Adblock Plus. En esta ocasión, tras perder la primera, apelaba a una infracción de los derechos de autor. Pero según los jueces, el programa no viola la ley de derechos de autor, publica Spiegel.

La disputa legal entre Axel Springer y Eyeo lleva ya ocho años. En 2014, el grupo presentó por primera vez una demanda contra el fabricante de software ante el Tribunal Regional de Colonia. Aunque Axel Springer pudo lograr algunos éxitos parciales, fracasó en todos los ámbitos ante el Tribunal Federal de Justicia (BGH). El Tribunal Constitucional Federal no admitió recurso de apelación contra la sentencia del BGH. 

La primera demanda se basó en gran medida en la ley de competencia: Eyeo hace que el bloqueador de anuncios esté disponible de forma gratuita, pero cobra a las empresas si quieren pasar publicidad particularmente discreta a través del filtro. Para los abogados de varias editoriales, este modelo de negocio parecía ilegal, ya que trataba de intervenir en las operaciones de otras empresas. Pero los presidentes de los tribunales superiores rechazaron ese argumento.

En la segunda demanda, Axel Springer cambió de orientación y se centró en que los bloqueadores interfieren en el código de la web, y que por tanto se infringen los derechos de autor.

Pero esta nueva sentencia rechaza ahora también la demanda, al considerar que el programa no manipula los archivos transferidos en sí, sino que cambia la estructura de la pantalla que se crea en el navegador. En última instancia, Adblock Plus no cambia la esencia del programa, sino solo el flujo del programa, indica la sentencia.

Axel Springer ya ha anunciado que la editorial tiene intención de apelar.

La disputa tiene un trasfondo económico relevante. La publicidad sigue siendo una de las principales fuentes de ingresos de los medios online, y los bloqueadores causan notables pérdidas a los medios. Según un recuento de la asociación digital BVDW, en Alemania más de una de cada cinco visitas a un sitio web está bloqueada por extensiones de navegador.

Aunque Springer ahora ha bloqueado con éxito a los usuarios de adblockers en Bild.de, el editor considera que la mejor opción no es esa, sino que se eliminen los bloqueadores y el acceso a los medios no esté mediatizado por la empresa de adblockers. El bloqueo de los usuarios que utilizan este programa, en definitiva, supone también una pérdida de dinero para los editores.

Con sus demandas, Springer no solo quiere que Eyeo deje de bloquear la publicidad en las ofertas del editor, sino que también exige una compensación por todas las impresiones publicitarias que se han bloqueado desde 2016.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí