El profesor de Periodismo en la Universidad Johannes Gutenberg de Mainz, y actualmente Académico visitante en Berkeley, Tanjev Schultz, y el periodista, escritor y también profesor de periodismo de la misma universidad, Oliver Günther, han elaborado un decálogo de propuestas para garantizar “un periodismo sólido en un mundo de medios digitales”. 

Según los autores, la digitalización está transformando los procesos y formas de trabajo periodísticos. “El sector debe resistir sometido a la lógica de los mercados y productos. Reflexionar sobre los estándares y objetivos del periodismo es vital”.

En el decálogo de propuestas, los profesores abordan la tensión entre la autonomía periodística y el cambio tecnológico, llamando a un periodismo seguro que confíe tanto en las redacciones como en la audiencia para desempeñar un papel más proactivo.

Estas son, resumidas, las diez propuestas:

1Inspirar y arrojar luz: un buen periodismo es un buen periodismo

El buen periodismo arroja luz sobre la realidad en la que vivimos; orienta a las personas, les ofrece perspectivas y percepciones que van más allá de la realidad en la que viven, e incluso las confronta con puntos de vista nuevos y desconocidos.

El buen periodismo no sólo es informativo; cuestiona las estructuras de poder y resalta los errores. Lleva a cabo investigaciones incluso donde encuentra resistencia. El buen periodismo critica las realidades de la sociedad, pero no solo es crítico, sino que también demuestra opciones constructivas para resolver problemas.

El buen periodismo se toma en serio a su audiencia, se dedica a su audiencia, pero también puede ofrecer verdades incómodas. El buen periodismo es diverso y obliga a la diversidad a los demás. Está abierto a nuevas ideas. Un mundo de medios digitales cambia las condiciones marco, los formatos, la forma en que se conduce el periodismo, y la forma en que se comunica con su audiencia, pero no cambia la esencia del periodismo. El buen periodismo sigue siendo un buen periodismo.

2El interés del usuario no sustituye al criterio periodístico

La digitalización ofrece oportunidades completamente nuevas en lo que respecta a la relación entre la audiencia y la parte editorial. Las herramientas de análisis se pueden utilizar para sondear y analizar lo que necesitan los usuarios, mientras que los canales digitales crean conexiones entre las oficinas editoriales y los destinatarios.

Para el periodismo, esta es una oportunidad de acercarse a la forma en que realmente vive la gente. Pero el interés de los usuarios no sustituye al criterio periodístico. No todo lo que la audiencia, o una determinada sección de la audiencia, quiere y le gusta, es periodismo.

El recuento de clics de un podcast no es más un reemplazo de los criterios periodísticos que los me gusta recibidos, independientemente de cuántos, en las plataformas de redes sociales.

El análisis de datos y las encuestas pueden mejorar el periodismo, pero, para que esto funcione, el periodismo debe verse como algo más que servir a los intereses de los usuarios.

No se trata de enseñar o convertir a la gente; se trata de romper ciclos que simplemente confirman la opinión existente. Reemplazar los criterios periodísticos por los intereses de los usuarios, en última instancia, perjudica no solo al periodismo, sino también a los usuarios.

3El periodismo es periodismo, no un “producto”

Se produce periodismo y esta producción está sujeta a condiciones marco. Pero el periodismo no es un “producto”. El periodismo tiene valor en sí mismo, más allá de las categorías de productos que se definen en términos económicos.

Un “producto” debe complacer a la gente, debe “venderse”, debe generar un “retorno de la inversión”, al mismo tiempo que se reducen los costes de producción.

Si bien estos aspectos económicos también forman parte del negocio del periodismo, no definen su calidad.

4El periodismo proporciona un servicio, pero el periodismo no es un producto de servicio

El periodismo tiene un valor para la sociedad. También se podría decir que el periodismo sirve a la sociedad, no al estado ni a sus instituciones, al permitir que las personas vivan y prosperen juntas.

Te puede interesar:   Cómo crear una cultura de producto. El enfoque MACU de The Wall Street Journal

Como tal, el periodismo espera tener un impacto en la sociedad y no puede conformarse con permanecer solo en un nicho específico. Debe dirigirse a toda la sociedad. 

Hay una buena razón por la que la “relevancia” es un criterio tan central para el trabajo periodístico. Significa que el periodismo necesita acceder a muchas personas, de la gama más amplia posible de grupos en la sociedad. Pero el buen periodismo no tiene por qué gustar a todo el mundo, ni siquiera a nadie.

Desde un punto de vista negativo, el periodismo no debe sermonear a la gente ni evangelizar; igualmente, en un sentido positivo, debe educar, inspirar y desafiar.

Esto significa no subestimar a su propia audiencia, sino creer que su audiencia está abierta a contenido nuevo, audaz y estimulante, y a menudo incluso a contenido complejo o contradictorio.

Mucha gente sostiene que una de las funciones del periodismo es reducir la complejidad. Eso no está mal, si lo que quieren decir es que se logre que el contenido sea fácil de entender. Pero el verdadero desafío radica en resaltar la complejidad de los procesos y fenómenos sociales y técnicos y permitir la comunicación más allá de los círculos protegidos de expertos.

5El usuario es el rey: el (no tan) misterioso sacrificio del periodismo

La personalización y la individualización son dos propiedades centrales del proceso de transformación digital. Es un proceso bien descrito por el término “singularidades”.

Crear y cultivar la (supuesta) individualidad es una característica de la economía digital. Esto hace que sea aún más tentador para las empresas de medios ofrecer a los usuarios contenido que sea lo más individual posible, relevante para ellos y que satisfaga sus intereses individuales, un concepto atractivo para el pensamiento de “producto”.

Pero el interés del periodismo debería ser diferente. Si quiere iluminar e inspirar, no puede servir solo a los intereses individuales. Una sociedad funcional es más que la suma de los intereses individuales de sus miembros.

En otras palabras, una sociedad es más que la suma de sus burbujas y cámaras de eco. El periodismo que es relevante para la sociedad no puede diseñarse para servir a los intereses de los usuarios individuales de la manera más eficiente y precisa posible.

6“Emocionalización”, personalización, intensificación: los tres errores clave del contenido digital

Facebook, YouTube y todas las demás empresas de medios exitosas producen su contenido de acuerdo con los tres principios de emocionalización, personalización e intensificación.

Esta “fabricación de contenido” está guiada por los intereses económicos de las empresas mundiales de tecnología digital. Dado el alcance y los efectos en red del mundo digital, simplemente copiar trucos y mecanismos no periodísticos diseñados exclusivamente para generar atención es una forma segura de lograr la insignificancia.

El periodismo que simplemente asume los conceptos económicos y la narrativa de las corporaciones digitales, incluida la individualización predeterminada como concepto de distribución, no está cumpliendo su papel en la sociedad.

Un “producto” no puede arrojar luz sobre los problemas. Lo que se necesita son formas atractivas de presentación y conceptos de narración que den transparencia a las complejidades de la sociedad e informen a la audiencia sobre los procesos sociales de una manera clara, comprensible y cautivadora; piezas que utilizan la comprensión y el examen en lugar del efecto emocional vacío a corto plazo.

7Me gusta y clics: los fetiches de hoy

El subdirector del producto periodístico es el número de clics. Esta cifra define los objetivos, sirve como base para los procesos de evaluación y determina si un “producto” periodístico ha valido la pena o fue “demasiado caro”.

Vigilar los factores económicos es, con razón, un criterio importante, sobre todo en el sector de servicios públicos, que se financia con los derechos de licencia definidos en la ley, en lugar de que las personas elijan pagar por un “producto”.

Te puede interesar:   El País se transforma: nuevo diseño web y nuevo equipo dedicado para audio

Sin embargo, la eficiencia económica no es un criterio suficiente para la calidad periodística. Es exactamente este tipo de criterios cualitativos, más que cuantitativos, los que están espectacularmente ausentes del periodismo cotidiano. ¿La información periodística ha tenido consecuencias para la sociedad? ¿Ha enriquecido el debate sobre un tema importante? ¿Creó una plataforma para una voz relevante? ¿La narración fue atractiva y apropiada para el tema?

Corresponde a los estudios de las ciencias de la comunicación y el periodismo, con su tradición de investigar la calidad y el desempeño, desarrollar criterios específicos para cada oficina editorial y discutirlos con los periodistas.

8Las redes sociales no hacen nada para mejorar el periodismo deficiente

El buen periodismo no teme a las redes sociales. Pero las redes sociales son seductoras y no admiten criterios periodísticos. Recompensa las noticias suaves y rápidas, excitadores triviales, historias baratas de celebridades. 

También recompensa las simples profesiones de fe, la crítica exagerada, la malicia pura y la autopresentación moralizadora. Todo esto pone en peligro el periodismo serio y la integridad periodística.

Además, la gran velocidad, la naturaleza en tiempo real de la comunicación y eludir los controles editoriales hacen que las redes sociales sean mucho más propensas a errores.

Los periodistas hacen exactamente lo que se les aconseja constantemente: presentarse como una marca, posar, seguir produciendo contenido. Al mismo tiempo, forman campamentos, sus propias burbujas y comunidades de fanáticos y enemigos. ¿Qué tiene o podría tener todo esto que ver con el buen periodismo?

Indudablemente hay un lugar para el periodismo en las redes sociales, siempre que sea realmente periodismo. Idealmente buen periodismo.

9Espacio para la investigación, no solo una instantánea del aquí y ahora

Con la vida pública en tiempo real, la velocidad ya no es nada especial. Lo que cuenta más que nunca es la sustancia. Más allá de las actualizaciones rápidas de noticias, el periodismo solo puede retener la ventaja si tiene más que ofrecer que lo que cualquiera puede buscar en Google en segundos. 

Como resultado, los periodistas expertos no pierden relevancia, sino que se vuelven más importantes que nunca en el mundo de los medios digitales.

No se trata solo de investigaciones y revelaciones a gran escala (aunque también son cruciales), se trata de la sustancia del día a día. Tal sustancia solo puede lograrse en medios con una oficina editorial que brinde a individuos y equipos la oportunidad de conocer sus campos en gran detalle y permanecer con ellos por períodos más largos.

La pandemia del covid-19 ha demostrado a mucha gente lo vital que es para las empresas de medios tener habilidades en el periodismo científico. Muchos no lo hacen. Lo mismo ocurre con muchos otros temas.

Los generalistas siempre son útiles, pero solo si los medios de comunicación tienen suficientes personas que estén familiarizadas con los detalles de un tema y sean capaces de profundizar más.

10El coraje de esperar el compromiso de los demás

Muchas oficinas editoriales se han dado cuenta ahora de que no son lo suficientemente diversas. Esta falta de diversidad se extiende desde la gente, es decir, los periodistas a los temas, perspectivas y opiniones cubiertos.

El buen periodismo tiene curiosidad por toda la sociedad. Da voz y foro a quienes tienen poco o ningún poder (incluso a quienes no claman para ser escuchados).

El buen periodismo considera el mundo desde numerosos puntos de vista, mira en cada rincón, escucha.

 

El artículo completo puede consultarse aquí:

Oliver Günther; Tanjev Schultz: Inspire, enlighten, disagree. Ten ways to ensure strong journalism in a digital media world. In: Journalism Research, Vol. 4 (2), 2021, pp. 144-150. DOI: 10.1453/2569-152X-22021-11533-en

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here