Muchos de los medios que están empezando a incorporar el podcast en su estrategia informativa están replicando los modelos clásicos de este tipo de contenido, cuando, según los medios que llevan más tiempo con esta estrategia, el podcast periodístico debe ser distinto.

El tipo de podcast que producen los medios que lo están introduciendo en su producción suele ser «de estudio»; esto es, bien un periodista da una serie de claves sobre temas de actualidad, bien un locutor entrevista a un especialista en un tema concreto, o varios periodistas debaten entre ellos sobre temas de actualidad, entre otras modalidades.

Sin embargo, según se explicó en el panel de audio celebrado en el  Festival Internacional de Periodismo, celebrado en Perugia, en el que participaron Mukul Devichand de la BBC , Renée Kaplan, de Financial Times, Nic Newman de RISJ y Olle Zachrison de la Radio Sueca, el audio, y por ende el podcast, no puede ser una mera traslación de rutinas de la radio a los medios de comunicación, y ni siquiera sirve para las propias radios tradicionales, que deben cambiar la cultura para producir podcast, al entender que un podcast no es lo mismo que radio en diferido, como se está entendiendo actualmente, en parte.

Según recoge Mary-Katharine Phillips, analista de innovación de medios en Twipe, «debemos recordar que los podcasts no son solo una radio en una plataforma diferente. Los podcasts exitosos no son programas de radio en diferido, sino que tienen una estética distinta. A menudo, los oyentes escuchan la radio en un automóvil o la tienen encendida en la sala, pero los podcasts son inherentemente una experiencia mucho más íntima, a menudo directamente llevada al oído del oyente a través de los auriculares. Incluso para las organizaciones de audio heredadas, como la radio sueca, un cambio a podcasts requiere una revolución cultural».

Olle Zachrison explicó que hasta ahora la gente de la radio ha estado demasiado atascada en el estudio, mientras que el audio moderno debe hacerse en el campo, hablando con la gente, algo que es trasladable a los medios de comunicación, aún si cabe con mayor énfasis.

El panel de especialistas indicó que los editores deben invertir en audio ahora. Aunque Nic Newman explicó que de momento solo un pequeño porcentaje del uso de altavoces inteligentes es para escuchar noticias, Mukul Devichand argumentó que esto no significa que los altavoces inteligentes sean insignificantes. «Los editores exitosos del futuro serán los que están experimentando y aprendiendo en estas plataformas».

Finalmente, -indica Mary-Katharine Phillips, «no podemos olvidar la monetización del audio. Sabemos que los anuncios de audio son importantes en los Estados Unidos, pero no son tan grandes en Europa, y esos anuncios no pueden usarse de la misma manera para monetizar clips de audio más cortos. Por eso, Nic Newman cree que vendrá un modelo de suscripción o membresía para el audio». 

Para Renée Kaplan, recoge también Phillips, la monetización es más que un simple ingreso; es también el impacto medible en la lealtad y el compromiso. El Financial Times está apostando por el audio, porque entiende que será excepcionalmente bueno para generar lealtad, una estrategia muy necesaria para lograr suscriptores de pago.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí