The Wall Street Journal, por ejemplo, ofrece ahora una suscripción a dos euros al mes durante un año, cuando el precio normal es de 9,99 euros al mes.

Los analistas económicos y las entidades encargadas de regular la economía vaticinan la llegada de una importante recesión en casi todos los países del mundo. Las bolsas acusan importantes caídas en las cotizaciones, hasta llegar en muchos casos por debajo de las medias móviles de las últimas mil sesiones, como reflejo del sentimiento de que llega una crisis económica.

Los efectos de medidas como la subida de los tipos de interés para paliar el galopante incremento de los precios, pero sobre todo el encarecimiento de los productos en un escenario de problemas ya se está notando en una reducción del consumo familiar. Cuando se produce una situación de este tipo, se suprimen o cancelan servicios que, en opinión de los usuarios, no son básicos o de primera necesidad, y ahí, en ese segmento de productos que no son de primera necesidad en momentos de crisis, algunos sitúan las suscripciones a los periódicos.

Y eso significa que, no sólo la tasa de cancelación, por un lado, puede ser elevada, sino que captar nuevos suscriptores puede ser una tarea ardua.

Para hacer frente a la situación que se avecina, como demuestra un estudio que acaba de publicar Toolkits, los editores han incrementado de manera muy importante las promociones de suscripción o renovación a precios muy bajos.

Toolkits ha observado que, desde hace cuatro meses, las ofertas se han multiplicado. Una parte se explica por la llegada de los meses de verano y las ofertas que inmediatamente, de manera anual y cíclica se hacen a finales de agosto y principios de septiembre, pero esta vez el efecto está siendo mucho más pronunciado. Algunos periódicos están llegando a ofertas que nunca antes habían hecho desde que lanzaron sus estrategias de suscripción.

Según Toolkits, «el número de editores de nuestra muestra que ofrecen pruebas gratuitas o con descuento ha aumentado en los últimos cuatro meses y creemos que esa tendencia va a continuar, especialmente si las condiciones económicas actuales empeoran«. Según esta investigación, se da un doble escenario.

Por un lado, los suscriptores que ya tienen los periódicos, o una parte importante de ellos, saben que se están haciendo ofertas agresivas y esperan también que esas ofertas les lleguen a ellos para renovar, o cancelarán (y aprovecharán o no una nueva oferta). Y los que no son suscriptores, en general, se van a resistir más a adquirir una primera suscripción en el contexto económico actual, salvo que vean descuentos importantes sobre precios anteriores.

Esa es la clave: la frase «máximo descuento histórico», que se ha establecido ya como estándar en comunidades de caza de gangas tecnológicas, pasa al mundo de las suscripciones como reclamo.

«El público ha llegado a esperar ofertas de prueba y, como resultado, los editores que se niegan a ofrecerlas suelen encontrar más difícil generar nuevas conversiones», señala Toolkits.

El hecho de que, comparativamente, una suscripción anual a un periódico sea quizá poco relevante en un presupuesto anual (en ocasiones similar a una cena en un restaurante económico, que sí es importante para algunas economías domésticas, pero para otras no tanto), no influye demasiado en la decisión final, ya que se ha instalado en muchos lectores la idea de que el precio por leer la información no debe superar los cinco euros al mes, como mucho, especialmente los jóvenes, que consideran que un precio justo para una suscripción a un periódico sería el mismo que una suscripción compartida a Netflix; es decir, en torno a tres y cinco euros mensuales.

En septiembre ha habido un ligero repunte de precios para suscripciones, dentro de esa bajada generalizada de precios, pero se espera que ese repunte retroceda.

El precio medio de las ofertas promocionales a medios podría caer por debajo de los 0,062 dólares por día

Toolkits examinó los 100 sitios de suscripción más populares entre el público de EE. UU. y observó que el precio de suscripción promedio disponible para los nuevos suscriptores era de 0,067 dólares por día en septiembre, un 8% más que el promedio de 0,062 dólares por día en agosto.

Pero la cantidad de editores en esa muestra que ofrecen tarifas introductorias gratuitas o con descuento alcanzó el 79% en septiembre, después de haber aumentado constantemente desde el 75% en junio.

Según el informe, lo normal ahora sería ver un aumento de los precios promocionales en octubre antes de volver a caer en noviembre, ya que algunos editores lanzan ofertas para el Black Friday y el Cyber ​​Monday. Pero dado que las condiciones económicas siguen dificultando la conversión de nuevos suscriptores para muchos editores, es probable que se vea esa bajada en los precios promocionales durante el cuarto trimestre.

Si las condiciones económicas empeoran, según Toolkit, los precios promocionales podrían caer por debajo de los 0,062 dólares por día registrados en agosto, ante esa necesidad de lanzar ofertas atractivas en un intento por mantener las tasas de conversión en el cuarto trimestre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí