Captura de pantalla del nuevo sistema de búsquedas que está desarrollando Google.

El anuncio de cambios significativos en el motor de búsqueda de Google ha suscitado cierta inquietud en la industria de los medios. El gigante de la tecnología está avanzando hacia la utilización de la Inteligencia Artificial (IA) para generar respuestas directas a las consultas de los usuarios y esta transformación podría traducirse en una disminución considerable del tráfico web que Google redirige actualmente hacia los sitios de editores y creadores de contenido.

La Experiencia Generativa de Búsqueda (SGE, por sus siglas en inglés de Search Generative Experience), por la cual Google planea situar respuestas generadas por IA en la parte superior de algunas páginas de resultados de búsqueda, podría desincentivar a los usuarios a visitar otros sitios para obtener más información, incrementando su dependencia de la plataforma Google. 

La innovación no se detiene en la SGE de Google. Según publica Der Standard, Google también está ampliando el uso de un filtro de búsqueda conocido como “Perspectivas”. Este filtro destaca contenido generado por los usuarios, como publicaciones de Reddit, vídeos de YouTube y entradas de blog, en los resultados de búsqueda. Aunque esta función podría favorecer a periodistas independientes, también puede suponer una redefinición del modo en que los usuarios interactúan con el contenido mediático.

Más allá de la merma en el tráfico, los editores de noticias también muestran preocupación por el posible impacto en sus ingresos procedentes de las recomendaciones de productos. Según NiemanLab, la IA de Google se integrará profundamente en los resultados de las búsquedas de compras. Este giro podría perjudicar a los editores que generan ingresos a partir de enlaces de afiliados, al tiempo que podría beneficiar a la empresa del buscador.

La respuesta de los medios, entrenar sus propios chatbots

Ante el peligro de que estos cambios causen un gran perjuicio, algunos editores están utilizando su contenido y datos para “entrenar” chatbots de su propiedad que puedan competir con las ofrecidas por las principales plataformas, siempre y cuando mantengan marcas sólidas que sirvan a audiencias y necesidades específicas, según cuenta Toolkits.

Por ejemplo, la semana pasada, el editor de noticias de la industria de viajes Skift lanzó una función de chat impulsada por IA llamada Ask Skift, que fue entrenada utilizando 11 años de contenido de sus archivos, incluidas noticias diarias, análisis e informes de investigación.

La idea, según el CEO Rafat Ali, es que la audiencia de profesionales de viajes de Skift pueda recurrir al chatbot para obtener respuestas a preguntas relacionadas con la industria, para sacar a la luz fácilmente hechos y puntos de datos de los informes e investigaciones de Skift, e incluso para ayudar a analizar las estrategias de los competidores y tácticas, y no depender de Google. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí