QuotaClimat cifra entre un 2% y un 5% el espacio que se dedica en los medios a los desafíos climáticos.

La cobertura de la crisis climática está imponiendo desafíos renovados y apremiantes a los medios de comunicación. Los expertos sostienen que no solo es necesario intensificarla, sino que también es crucial que la emergencia climática se aborde de manera transversal, reflejándose en todas las áreas de la sociedad y, por consiguiente, en todas las secciones de los medios.

La Asociación QuotaClimat, con sede principal en Francia, está llamando la atención sobre la escasa atención que se le da a la crisis ecológica en la agenda mediática y desde su fundación en 2022 está pidiendo a los periodistas y a las redacciones dedicar voluntariamente el 20% del espacio audiovisual disponible al clima y la biodiversidad. 

En una reciente entrevista con el observatorio de medios Acrimed (Acción-Crítica-Medios), una asociación sin ánimo de lucro que reúne a periodistas y empleados de los medios de comunicación, investigadores y académicos, fundada en 1995, QuotaClimat repasa, de mano de una de sus fundadoras, Eva Morel, algunas de las principales deficiencias actuales en la forma en que se tratan los temas ecológicos en los medios, tanto en términos de cantidad como de calidad.

1Una cobertura que sólo alcanza entre el 2% y el 5% del espacio mediático

La primera de ellas, señala Morel, es que el espacio dedicado desde los medios a los desafíos ecológicos se encuentra sólo entre el 2% y el 5%. Morel sugiere que la subrepresentación de los temas ecológicos en los medios puede influir en los responsables políticos, lo que podría llevar a una incorporación inadecuada de estos temas en sus programas políticos.

Te puede interesar:   RTVE "resucita" a Hemingway como corresponsal en los sanfermines gracias a la IA

2Muchas intervenciones de polemistas y “climatoescépticos”

En segundo lugar, los medios todavía albergan un gran número de intervenciones de climatoescépticos y minimizadores del cambio climático. En lugar de dar voz a científicos o expertos en la materia, a menudo se invita a polemistas para debatir sobre cuestiones ecológicas. Este enfoque puede debilitar la percepción pública de la gravedad, los impactos y las soluciones a los problemas medioambientales, asevera Morel.

3Imágenes que trivializan la realidad

En tercer lugar, la selección de las imágenes usadas para representar fenómenos climáticos extremos como “olas de calor”, “canículas” o “sequías” también es problemática, indica. A menudo se ven imágenes de personas bañándose en playas o comiendo helados, que pueden trivializar la realidad de estas crisis y minimizar su impacto en la mente del público.

4El medio ambiente como un problema aislado y no transversal

En cuarto lugar, los problemas medioambientales a menudo se tratan de manera aislada, relegados a secciones específicas como “medio ambiente” o “clima”. Este enfoque, recuerda Morel, ignora la naturaleza transversal de estos problemas, que se entrecruzan con áreas como la movilidad o la economía y muchas otras.

5Disonancia entre las noticias y los anuncios que se aceptan

Por último, sostiene Morel que se detecta una disonancia flagrante entre el contenido de las noticias y los anuncios publicitarios. Un ejemplo notable, señala Morel, es la aparición de Greta Thunberg en una noticia, seguida de un anuncio que promueve viajar al otro lado del mundo. Esta falta de coherencia, explica Morel, puede desorientar a la audiencia y reducir la efectividad del mensaje sobre el cambio climático.

Te puede interesar:   Invertir en publicidad como parte del presupuesto ESG de las empresas, la novedosa propuesta para apoyar a los medios locales

Otros temas

Barómetro de espacio mediático dedicado a los desafíos ecológicos

Además de promover el debate en los medios y en la sociedad, Quoteclimat ha llevado a cabo un intento por cuantificar la representación de los desafíos ecológicos en los medios, con un barómetro junto con Data for Good, una asociación de ingenieros comprometidos con el interés general. En la COP27, este barómetro midió que solo el 1,4% del espacio mediático se dedicaba a cuestiones ecológicas, una disminución en comparación con la COP26.

Además de su trabajo de análisis, Quota Climat también ha estado trabajando en una propuesta de ley con el Instituto Rousseau. Esta ley busca otorgar a Arcom, la Autoridad de Regulación de la Comunicación Audiovisual de Francia, la competencia para intervenir cuando se minimizan los problemas ecológicos en los programas. La ley también propone la creación de un observatorio oficial para estas cuestiones.

Documento de medidas sobre la formación de periodistas en cuestiones ecológicas

Según Morel, Quota Climat está trabajando ahora en un documento que aún no se ha publicado, pero que incluye medidas sobre la formación de periodistas en cuestiones ecológicas, tanto en las escuelas de periodismo como en la formación continua en las redacciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí